Madrid.- España cerró 2020 con un desplome del PIB turístico (actividad directa e indirecta) de 106.000 millones de euros (129,4 millones de dólares), un 69 % respecto a 2019, como consecuencia de la práctica paralización del sector desde el principio de la pandemia de la covid-19, en marzo del año pasado, lo que supone volver a los niveles de hace 25 años, en 1995.

Exceltur, la alianza para la excelencia turística, en la que están integradas 34 empresas de toda la cadena de valor, presentó este miércoles su informe sobre el cierre del año, que dibuja un panorama desolador: el peso del sector en la economía española cayó del 12,4 % que representaba en 2019 al 4,3 % el año pasado.

También tuvo un gran impacto en el empleo, con 728.000 puestos de trabajo afectados a final del año, 435.000 expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y 293.000 personas que perdier su trabajo.

Si en la economía en su conjunto el empleo bajó en un 2,5 %, en el turismo lo hizo en un 38 %.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7