Madrid.- España ha bajado cuatro puestos en el ránking mundial por contribución del turismo al PIB nacional, del octavo en el año previo al covid-19 al duodécimo en 2020, viéndose adelantada por países como India, México, Australia y Brasil, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC).

El impacto directo, indirecto e inducido de la industria turística en la economía española fue de 63.350 millones de euros (75.400 millones de dólares) en 2020, un 62,7 % menos o 107.000 millones menos (127.000 millones) frente a los 170.000 millones (202.100 millones) del ejercicio anterior.

España sufrió la mayor disminución de entre los veinte primeros países del mundo, seguida de cerca del Reino Unido (62,3 %), así como China (59,9 %) o Turquía (54,2 %), en tanto que la menor correspondió a Brasil (32,6 %), India (36,3 %) y Japón (37 %).

De esta forma, la aportación del turismo al PIB de España cayó del 14,1 % en 2019 al 5,9 % en 2020, de acuerdo con el informe de impacto económico anual del WTTC.

En otros países con un peso importante del turismo en la economía como México, su contribución al PIB se redujo del 15 al 8,5 %; en Italia, del 13,1 al 7 %; en China, del 11,6 al 4,5 %; en Turquía, del 11 al 5 %, o en Reino Unido, del 10,1 al 4,2 %.

EEUU se mantuvo en 2020 a la cabeza en cuanto al impacto económico generado por el turismo, pese a una caída del 41 %, seguido de China, mientras que competidores de España como Italia, con 111.102 millones de euros (132.200 millones de dólares), un 51 % menos, y Francia, con 103.540 millones (123.200 millones), un 48,8 % menos, escalaron un puesto, al quinto y sexto, respectivamente.

Además de España, también han cedido posiciones Alemania, Reino Unido (tres, del 5 al 8 puesto) o Turquía (que sale de la lista de los 20 primeros), entre otros.

FRANCIA RELEVA A ESPAÑA COMO PRIMER DESTINO DEL REINO UNIDO
Del informe se desprende que España fue el segundo país con mayor peso de la demanda internacional en sus ingresos por turismo en 2020 (36,8 % del total), por detrás de Turquía (52,8 %), mientras el menor correspondió a Japón (5,4 %), Brasil (5,6 %) y EEUU (6,1 %).

Aunque en Francia e Italia, dicho porcentaje también fue alto, las caídas del 52,9 % y del 62 % en sus ingresos por turismo extranjero, respectivamente, fueron inferiores al 78,2 % de España.

En cambio, los descensos en torno al 50 % en ingresos por turismo nacional en Italia (un 80,6 % del total) y Francia (67,1 %) fueron similares al de España (63,2 %).

España, el primer destino turístico de los británicos, con un 20 % de sus viajes al extranjero en 2019, cedió 7 puntos, hasta un 13 %, y fue relevada por Francia, el segundo, cuya cuota repuntó del 14 al 24 %.

Asimismo, Italia pasó del 7 al 11 %, manteniendo su tercer puesto, en tanto que Grecia sustituyó a EEUU en el quinto, con un 4 %.

España también redujo su peso como destino en otro de sus principales mercados emisores, Alemania, del 10 al 5 %, cediendo su cuatro puesto a Países Bajos (con un 7 %), mientras que los tres primeros países: Austria, Italia y Francia, incrementaron el suyo del 12 al 17 %, del 12 al 16 % y del 11 al 15 %, respectivamente.

PÉRDIDA DE 308.000 EMPLEOS
En España, se destruyeron 308.000 puestos de trabajo en actividades turísticas, una caída del 10,8 %, que habría sido mayor sin la ayuda de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), ha subrayado este domingo el WTTC en un comunicado.

A nivel mundial, el empleo se redujo en un 18,5 %, hasta 272 millones (1 de cada 11), mientras que la aportación del turismo a la economía global se contrajo un 49,1 %, hasta 4 billones de euros (4,7 billones de dólares), pasando de representar el 10,4 % del PIB al 5,5 %.

En Norteamérica, el turismo generó en 2020 un impacto económico de 1,05 billones de euros (1,25 billones de dólares), un 42 % menos, seguido de Europa, con 891.000 millones (1,06 billones), un 51 % menos, con una reducción de su peso en el PIB del 8,8 al 5,3 % y del 9,5 % al 4,9 %, respectivamente.

La caída más alta, del 58 %, y la más baja, del 37 %, correspondió al Caribe y Asia Meridional, respectivamente, las regiones con mayor y menor peso del turismo en el PIB en 2019, del 14,1 %, que se redujo al 6,4 %, y del 6,6 %, que bajó al 4,4 %, en cada una de ellas.

De los 2,4 billones de euros (2,88 billones de dólares) de ingresos por turismo en 2020, el 82 % fue generado por la demanda nacional, un 45 % menos, y el 18 %, por la internacional, un 69,4 % menos.

El 82,6 % del total correspondió al turismo de ocio, un 49,4 % menos, y el 17,4 % (423.800 millones de euros), al de negocios, un 61 % menos.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7