Berlín.- La franja de terreno sobre la que se levantaba el muro de Berlín, de más de 160 kilómetros, se ha convertido en una ruta para bicicletas en la que se encuentran huellas de la transformación vivida por la capital alemana desde 1989 y testimonios de lo ocurrido durante la división. 

El camino del muro rodea lo que en otro tiempo fue Berlín Occidental, lo que recuerda que la frontera no sólo partía la ciudad en dos sino que además separaba la parte oeste del territorio de la extinta República Democrática Alemana (RDA). 

La ruta corresponde al camino por donde se movían los guardias de fronteras”, explica el historiador Manfred Wichmann, de la Fundación Muro de Berlín, que se ha encargado de ubicar en el camino una serie de informaciones sobre lo ocurrido durante los años de la separación. 

También te podría interesar:   Carnival se une a la suspensión de cruceros por el coronavirus en Estados Unidos

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7