San José.- Costa Rica recibirá al menos 1,3 millones de turistas internacionales, para alcanzar un 40 % de visitas en comparación con el año 2019, previo a la crisis sanitaria de covid-19.

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) indicó en un reporte que el país recuperó durante el 2021 todas las aerolíneas que volaban al destino antes de la pandemia. Sin embargo, el reto de las autoridades a futuro es aumentar la cantidad de asientos.

“Es un porcentaje muy importante considerando que la pandemia aún no termina (…) El recorrido por la ruta de la reactivación y la recuperación del sector turístico es gradual, y la mayoría de los expertos internacionales prevén que el regreso a los niveles de 2019 ocurra hasta dentro de dos años, aproximadamente”, dijo el ministro de Turismo, Gustavo Alvarado.

Datos oficiales indican que de enero a noviembre se registraron 1.130.377 llegadas de turistas por todas las vías, y el pasado 13 de diciembre Costa Rica completó el regreso de las 29 aerolíneas que volaban antes de la crisis sanitaria.

Estados Unidos continúa siendo el principal mercado emisor de turistas. En total de enero a noviembre han ingresado 732.343 turistas, un 63,8 % de lo alcanzado en ese mismo período de 2019.

Los principales mercados emisores desde Europa, como Alemania, Francia, España, Holanda, Suiza y Reino Unido, muestran igualmente un incremento en las visitas. Las cifras revelan que 172.790 europeos visitaron Costa Rica de enero a noviembre de 2021, un 45 % del mismo período de 2019.

Además, el ICT informó que hay un aumento en el tamaño del grupo de viaje: el viajar con familiares y amigos representaba el 38,4 % en el 2019 y en el 2021 pasó a ser el 42,7 %. Para las autoridades esto es consistente con el concepto de burbujas o grupos familiares o sociales, que se ha utilizado para prevenir contagios.

“Continuaremos reforzando el posicionamiento de Costa Rica como un destino bioseguro y para reconectarse con lo verdaderamente esencial de la vida (…) Como podemos ver el turismo no siempre se trata de múltiples contactos y aglomeraciones, mucho menos en el modelo sostenible costarricense”, afirmó Alvarado.

El turismo es uno de los principales motores de la economía de Costa Rica, país que alberga a cerca del 6 % de la biodiversidad del planeta, lo que constituye uno de sus principales atractivos. Antes de la pandemia, esta nación de 5 millones de habitantes recibía cerca de 3 millones de turistas cada año.

Este sector ha sido uno de los más afectados durante la crisis sanitaria debido a los cierres de fronteras y restricción a la movilidad.

En la actualidad Costa Rica mantiene abiertas sus fronteras al turismo de cualquier parte del mundo y aplica una serie de protocolos sanitarios en hoteles, comercios y parques nacionales.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7