Buenos Aires.- Argentina no recibió ningún turista extranjero en mayo, un fenómeno que se ha dado por segundo mes consecutivo debido a la decisión del país suramericano de cerrar sus fronteras ante la pandemia de COVID-19.

El informe de turismo internacional difundido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) también confirma que, al igual que en abril, tampoco en mayo se registraron salidas de turistas argentinos al exterior.

De acuerdo al Indec, a partir de la información brindada por la Dirección Nacional de Migraciones y debido a las restricciones sanitarias fijadas, “se observó que, en términos de viajes con motivos turísticos, el movimiento emisivo y receptivo de mayo fue nulo en todos los aeropuertos del país”.

Argentina comenzó a aplicar restricciones el 12 de marzo pasado, cuando suspendió los vuelos desde países afectados por la COVID-19 hasta que finalmente, pocos días después, prohibió todo vuelo regular, internacional y doméstico, como medida de prevención.

Por el aislamiento obligatorio que rige desde el pasado 20 de marzo, en el quinto mes del año permaneció paralizada toda la actividad turística, incluyendo la hostelería, los ómnibus de larga distancia, restaurantes, museos, teatros y cines, y lugares de paseo, como los parques nacionales.

También te podría interesar:   Jordania reabrirá sus puertas al turismo médico para contrarrestar las pérdidas

“Cabe señalar que las disposiciones mencionadas fijan algunas excepciones sobre la prohibición de ingreso, tales como la de aquellos viajeros que tienen causas justificadas”, observó el Indec.

Considerando la vía aérea internacional, se han realizado vuelos de repatriación para los argentinos que quedaron varados en el exterior, y para los extranjeros que no pudieron retornar desde Argentina a sus respectivos países de residencia al momento de cerrar las fronteras.

De acuerdo a las cifras del Indec, en estos viajes no turísticos estuvieron implicadas en mayo 13.423 personas, en el caso de los ingresos al país, y 8.651, en el caso de las salidas.

Los registros oficiales consignan la llegada por vía aérea de 11.923 argentinos y 1.500 extranjeros y la salida de 2.438 argentinos y 6.213 extranjeros en mayo.

En 2019, la llegada de turistas extranjeros a Argentina creció un 11,1 %, hasta los 3,06 millones de viajeros.

Asimismo, las salidas al exterior de argentinos descendieron en 2019 un 11,9 %, hasta 3,9 millones de personas.

En algunos puntos del interior del país, donde la circulación del coronavirus es baja, en las últimas semanas se han comenzado a autorizar algunas actividades de turismo interno, aunque muy limitadas.

Con todo, para 2020, las perspectivas para el sector son muy negativas debido a la persistente crisis sanitaria.

También te podría interesar:   El impacto del coronavirus en el turismo internacional ya triplica la crisis de 2009

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7