Cada día, nuestro entorno necesita contar con lugares más conectados y, de igual manera, tener sistemas y conexiones que permitan un mayor control de los activos de cada individuo.

Por estas razones, las empresas de tecnología y telecomunicaciones se han visto en la necesidad de invertir grandes sumas de dinero con el fin de innovar en materia de conectividad y nuevas tecnologías.

Las ciudades inteligentes, la inteligencia artificial, entre otras, son algunas de las nuevas tendencias que debemos ir conociendo y tratando de acoplar con la población en general. En República Dominicana nos hemos dado cuenta que cada día presenta más la necesidad de tener entornos más conectados y empresas más tecnificadas.

Para el año 2021, muchas personas tendrán la oportunidad de estar conectadas a Internet. Para tener una idea, el crecimiento de las redes sociales según el fabricante de equipos de redes Cisco prevé que el número de personas aumentará de los 3.300 millones actuales a 4.600 millones en cuatro años. Eso representaría más de la mitad de la población mundial conectada 24-7.

Un enfoque razonable sobre las necesidades prioritarias en materia de comunicación e interconectividad es que actualmente contamos con un problema que se agudiza cada día más; la pandemia del Covid-19 en todo el mundo, sus efectos y traumas han dejado a toda una sociedad desprotegida y buscando nuevas alternativas, como ofrecer mejores servicios, más conectado, entre otras.

En este preciso instante donde se pone de manifiesto la tecnología, contar con infraestructuras de alta calidad se adaptada al nuevo tiempo con poblaciones más exigentes y en continuo crecimiento las nuevas tendencias mundiales obligan a la República Dominicana a crear controles que permitan una inversión en materia tecnológica y comunicaciones por los proveedores y el estado permitirá un crecimiento en todos los sentidos si son involucradas las áreas competentes.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7