Washington.- El Gobierno estadounidense acusó al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei del robo de secretos comerciales y aseguró que esta empresa mantiene negocios ilegales con Corea del Norte y ayuda a Irán en la vigilancia interna.

La acusación de 16 cargos de conspiración para robar secretos comerciales y violar la ley de organizaciones corruptas e influenciadas por el crimen organizado (RICO) contra Huawei Technologies, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, y dos de sus filiales estadounidenses, se presentó este miércoles en un tribunal federal de Brooklyn, en Nueva York, informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

Una de las acusaciones hace referencia a la supuesta práctica que la compañía con sede en China usa desde hace tiempo para, mediante el fraude y el engaño, apropiarse indebidamente de tecnología avanzada y propiedad intelectual de empresas estadounidenses, informó el Departamento de Justicia.

En su acusación, producto de una larga investigación independiente” llevada a cabo por el Gobierno estadounidense y que sustituye a las anteriores, el Departamento de Justicia asegura que la propiedad intelectual obtenida ilegalmente por Huawei incluía “secretos comerciales y material protegido por los derechos de autor, como código fuentes y manuales de usuario para enrutadores de internet, tecnología de antenas y tecnología de prueba de robots”.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7