Desde su notificación, por primera vez, en la ciudad de Wuhan (China) el 31 de diciembre de 2019 sobre la covid-19, la población mundial en su momento se encontraba bajo una gran amenaza, que puso en jaque mate a las principales potencias del mundo, con un poder de destrucción más efectivo que todas las bombas atómicas existente en el planeta, colocando de rodillas las principales economías y dejando ver su poder de mortalidad.

Los países vieron la obligación de buscar refugio en la tecnología, desde el uso de supercomputadores, algoritmos para analizar el comportamiento y mutación de la pandemia, la implementación de herramientas de análisis de grandes volúmenes de datos de los infectados, inteligencia artificial, así como la virtualidad dieron una clara visión a la población que para enfrentar y combatir la covid-19 era necesario el uso inteligente de la tecnología y digitalización de procesos que permitan llevar el seguimiento y control de cada ciudadano.


Recientemente el gobierno de la República Dominicana, junto a las entidades sanitarias responsables, dieron a conocer a la población la resolución No. 00048 de ministerio de salud públicas y asistencia social, la cual informa sobre la obligatoriedad de presentar la tarjeta de vacunación de la covid-19, para acceder a lugares públicos o privados por cada ciudadano. Tarjeta la cual debe ser mostrada físicamente, pero sin ningún respaldo de validación que certifique la  veracidad de la información allí plasmada, el personal validador de cada representa cada entidad que visitamos tiene que confiar en lo presentado por el ciudadano que la visita.

Ahora haremos la siguiente pregunta.

¿Qué pasará en el sector transporte, como son: autobuses, carros públicos, taxis y el Metro de Santo Domingo?
Esto es una pregunta para analizar, el primer problema que presenta la República Dominicana, es la existencia de la segregación de datos, las informaciones se comportan como islas independientes donde una entidad protege su levantamiento de información y limita su disponibilidad a sectores denominado de seguridad nacional, como es el sector salud en toda parte del mundo.

El 20 de septiembre del 2016, la Junta Central Electoral (JCE), ofreció una rueda de prensa donde se dieron a conocer detalles de la implementación del proyecto de levantamiento de datos biométricos, acción que la propia Embajada de los Estados Unidos, felicitó esta iniciativa que brindaba una esperanza y la creación de una acción que nos encaminaba como sociedad a pasar de lo análogo a lo digital.

Colocando las bases para la implementación de cualquier sistemas de control y seguimiento en el país con el fin de ir acordes a las exigencias mundiales sobre sistemas de gestión y reducción de la brecha digital.

En su momento, la propia Junta Central Electoral dio a conocer la existencia de sus archivos tecnológicos, los datos biométricos de más de 7 millones de cedulados que aportaron sus huellas dactilares, faciales y otras informaciones importantes de nacionales y extranjeros que residen legalmente en el país. Proyecto llevado hasta las cárceles de todo el país. Ósea “no quedó un ciudadano sin registrar sus informaciones”.

¿Qué significa tecnológicamente usar estas informaciones?
Para cualquier entidad sea pública o privada, las informaciones son el activo más esencial, ya que intrínsecamente hablando se encuentran datos relevantes de cada ciudadano, datos que pueden ser actualizado en cualquier proyecto o proceso de control ciudadano. Para la problemática que nos afecta actualmente, la utilización de estas informaciones y la incorporación en herramientas que faciliten el seguimiento y automatización de los procesos de salud seria un excelente momento para su implementación y al mismo tiempo la creación de un centro de control.

Implementar herramientas que utilicen innovaciones como el reconocimiento facial y manejo de huellas dactilares de cada ciudadano. Información que actualmente existente en servidores de la JCE, iniciando el proyecto de automatización de datos clínicos en beneficio del sector sanitario y toda la población.

Esta acción la cual sería de mucha colaboración para la ejecución efectiva del decreto No. 00048 sobre la obligatoriedad de presentar tarjetas de vacunación y validación de los datos de cada ciudadano.

En lo que concierne al sistema de salud 911, sería de gran utilidad, ya que al momento de asistir ante cualquier emergencia podrá manejar los datos del paciente con tan solo colocar la huella y futuro resultados de análisis de datos con la finalidad de sembrar el inicio de la creación de un gran centro estudios y análisis de posibles enfermedades, la implementación de herramientas tecnológicas como Big Data, Block Chain, Inteligencia Artificial y otras más que nos brindan resultado de calidad para la toma de decisiones para cualquier mandatario o gobierno. Mantener una calidad en los servicios de salud, estudios y análisis sobre la salud de cada ciudadano con la ayuda de la tecnología. Colocaría a nuestra nación como un marco de referencia para las demás naciones semejantes.

¿Sabes cuál es la diferencia entre el código Barra y QR?
Ambos códigos sirven para lo mismo, la identificación de productos por medio de la codificación de información. Sin embargo, el contenido de un código QR es más extenso que el de un código de barras lineal. En pocas palabras, el código QR, condensa más información en un pequeño espacio de dos dimensiones.

La implementación de una herramienta móvil que permita al estado brindar este servicio gratuito en los momentos actuales para las entidades públicas y privadas con el objetivo de validar cada tarjeta de vacunación y a su vez enlazado con un campo único de cada ciudadano como los es la cedula de identidad o la huella dactilar.

La incorporación de sistemas interconectado y la ayuda de estas acciones de control mencionada, nos permite además de tener un control de las personas digitalmente, identificar futuros fraudes y porque no hasta saber quien cuenta con la vacuna actualmente todo con la digitalización de los procesos y el uso de las TIC.

La digitalización ha demostrado que además de agilizar procesos, eficientizar resultado nos brinda trazabilidad y métodos de validación. Datos que serian de gran importancia para el ministerio de salud públicas y asistencia social.

Conclusión: En estos momentos nuestra nación tiene que unir todos los esfuerzos en la automatización de muchos de sus procesos actuales  no podemos seguir alejado del mundo de las TIC y los aportes que nos ofrecen las herramientas tecnológicas de análisis de datos. Como nación no podemos darnos el lujo de continuar con datos clínico donde se encuentra todo un historial de cada paciente entre el lápiz y el papel.

Recientemente el estado acaba de firmar la aprobación para proceder a las instalaciones de la tecnología 5G en todo el territorio nacional, tecnología que trae con ella el incremente de los que conocemos como IOT(Internet de las cosas), posibles creaciones de ciudades inteligentes donde podemos monitorizar todo el comportamiento de cada persona desde el consumo energético hasta  el gasto de agua por vivienda.

La implementación de Redes Eléctricas Inteligentes (SmartGrid), donde las empresas eléctricas actuales dependan más de las operaciones diaria con el uso de la tecnología y reduciendo los niveles de perdidas, detectando posibles fallas, pero y de igual manera reduciendo los accidentes laborales.

Empresas internacionales vendrán a realizar grandes inversiones en lo que conocemos como vehículos autónomos.

Entonces, por qué no unir esfuerzos para poder contar con registros de salud totalmente digitales, que nos permitan incrementar más nuestro servicios y seguimiento de control de cada ciudadano pero, al mismo tiempo, tener futuras generaciones mejor identificadas a posibles enfermedades.

Si visitamos algún centro de salud nos encontraremos con grandes depósitos con Récords de pacientes (datos clínicos) escrito a mano y en papeles, los cuales el tiempo limitan si lectura y en mucho de los casos la desaparición de lo que fue plasmado, dejando a una población huérfana clínicamente hablando en una era digital.

3 Comentarios

  1. Excelente artículo muy oportuno, totalmente de acuerdo debemos aplicar la tecnología para tener una forma más confiable y ágil de verificar y control quienes están vacunados y quiénes no.

  2. Muy buena iniciativa, ojalá y todas las instituciones del estado decidan yá encaminarse hacia la consecución de ese objetivo. República Dominicana lo necesita.

  3. Muy interesante el artículo y bastante acertado en cuando al poco aprovechamiento de los datos que recaudó la JCE en su momento. Aparentemente nunca se pensó en la importancia a mediano o largo plazo de las tarjetas de vacunas y hoy en día tal cual usted escribe están en simplemente aceptar lo que se nos presenta sin que exista un método de validación real. En ciertos aspectos nuestra nación ha logrado avances tecnológicos pero lamentablemente es muy poco aprovechado.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7