Londres.– La Universidad de Oxford (Reino Unido) impulsará un instituto de investigación contra la resistencia antimicrobiana, causante de 1,5 millones de muertes en exceso al año, gracias a una aportación económica de la multinacional de productos químicos Ineos.

La donación, que asciende a 100 millones de libras (unos 112,34 millones de euros/136 millones de dólares), es una de las mayores que ha recibido nunca una universidad británica, según informó en un comunicado.

El nuevo Ineos Oxford Institute (IOI), basado en la colaboración interdisciplinaria entre ciencias, tendrá una doble sede para conectar los departamentos universitarios de Química y de Zoología del nuevo edificio “Life & Mind”, actualmente en construcción.

La mayor parte del consumo mundial de antibióticos por volumen se utiliza en el sector agrícola, y el uso de estos productos en animales está contribuyendo a disminuir su eficacia en humanos.

Ante esta problemática, el futuro instituto aspira a diseñar nuevos antimicrobianos solo para animales y a abrir vías de investigación para medicamentos dirigidos a las personas.

Asimismo, el IOI tendrá como objetivo establecer vínculos con otros líderes mundiales en el campo de la resistencia a los antimicrobianos (AMR, por sus siglas en inglés) para concienciar y promover el uso responsable de los antibióticos, los antivirales, los antifúngicos y los antiparasitarios.

La resistencia bacteriana, causada por el abuso y el mal uso de los antibióticos, representa una “pandemia silenciosa” que amenaza con causar a mediados de siglo 10 millones de muertes al año y un coste económico global de 100 billones de dólares.

Los expertos alertan que cada vez hay menos antibióticos eficaces, debido a la evolución de las bacterias, y urgen a una “acción colaborativa” para evitar que microbios comunes se vuelvan resistentes a fármacos.

La profesora Louise Richardson, vicerrectora de la Universidad de Oxford, expresó en un comunicado que la donación de Ineos es “un regalo maravillosamente generoso” que demuestra la “poderosa asociación entre instituciones públicas y privadas para abordar temas globales”.

“Oxford jugó un papel crucial en el desarrollo temprano de antibióticos, por lo que es apropiado que tomemos la iniciativa en el desarrollo de una solución para la resistencia de los antimicrobianos”, explicó Richardson.

Por otro lado, el presidente de Ineos, Jim Ratcliffe, coincidió en que la “colaboración innovadora entre la industria, el mundo académico y el gobierno es ahora crucial para luchar contra la ARM”.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7