España.– Las candidiasis causadas por especies diferentes de hongos siguen mecanismos de infección también diferentes, según un estudio realizado en el marco del proyecto “Marie Skłodowska-Curie Actions” de la Comisión Europea, en el que participan diez grupos de investigación de varios países europeos.

Los investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IRB) y del Barcelona Supercomputing Center (BSC) han estudiado cuatro especies de Cándida, que suponen el 90 % de los casos de candidiasis, sus vías de infección en el epitelio vaginal y los mecanismos de defensa de este epitelio.

El trabajo, que puglica la revista Nature Microbiology, ha sido dirigido por Toni Gabaldon (IRB Barcelona/BSC), en colaboración con el laboratorio de Bernhard Hube (Hans Knoell Institute/Universidad de Jena).

La candidiasis es una infección que puede ser vaginal, oral o sistémica, y ésta última es la forma más grave ya que puede llegar a causar la muerte, pero la candidiasis vaginal es la más prevalente y afecta al 80 % de las mujeres en algún momento de su vida.

El trabajo describe los diferentes mecanismos que utiliza el hongo Candida para infectar el epitelio de la vagina y cómo responden las células humanas.

La candidiasis está causada por varias especies de hongo y el estudio se ha centrado en las cuatro especies que causan el 90 % de los casos: Candida albicans, C. glabrata, C. parapsilosis, y C. tropicalis.

Los investigadores han observado que cada especie sigue su propio patrón de infección y cómo las células del epitelio vaginal, sin embargo, responden de igual manera a las diferentes especies y, según avanza la infección, la respuesta se modula de acuerdo con la gravedad de la infección.

“Entender los procesos de infección y la interacción del hongo con las células del epitelio podría ayudar a buscar un tratamiento que se anticipe la respuesta defensiva, haciéndola más eficaz”, dice Gabaldón, jefe del laboratorio de Genómica Comparativa del IRB Barcelona y del BSC.

Los investigadores ha hecho un análisis computacional de los patrones de expresión genética durante la infección de las diferentes especies de Candida, es decir, han cuantificado, analizado y comparado los genes que se activan y los que permanecen silenciosos tanto en las células humanas, como en las de hongo, cuando las diferentes especies de Candida inician su proceso infeccioso.

“Conocer el patrón genético que se corresponde con el proceso patológico permitiría trabajar en un kit para detectar la infección”, subraya Hrant Hovhannisyan, estudiante de doctorado de laboratorio de Genómica Comparativa del IRB.

Al analizar el patrón genético de defensa de las células del epitelio vaginal humano, los investigadores observaron que ésta se basaba principalmente en la acción de las mitocondrias, el orgánulo energético de la célula.

Observaron que el ADN de las mitocondrias sale fuera de éstas e incluso fuera de las células, generando una acción de llamada a las células del sistema inmune, encargadas de neutralizar la infección.

“Este sistema se había observado antes como defensa a infecciones por virus, y también ante algunas bacterias, pero es la primera vez que se observa como respuesta a una infección por hongos”, según Gabaldón.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7