Santo Domingo.- La reanudación este lunes del juicio de Odebrecht estuvo marcada por la objeción de las defensas de dos imputados a que se admitiera como prueba testimonial la declaración de una empleada de la Procuraduría General de la República dada su condición de perito, oposición que no prosperó.

Tras hacer salir a Carmen Nadiezka Álvarez de la sala para no contaminar su testimonio, la defensa del imputado Ángel Rondón, señalado como receptor y canalizador de los sobornos de la empresa brasileña, pidió que la declaración de la testigo fuera inadmisible por su condición de perito.

La abogada Emery Rodríguez dijo que, siendo perito de la PGR, Álvarez “no tiene condición de imparcialidad”, y solicitó que sea excluida como evidencia testimonial, petición a la que se adhirió la defensa del exsenador Andrés Bautista.

Por su parte, el Ministerio Público afirmó que “la defensa pretende confundir al tribunal”, puesto que cuando la testigo hizo los informes era de agente investigador de la Unidad de Investigaciones Criminales de la PGR, no perito.

El tribunal, tras deliberar durante unos minutos, consideró que “no existe ningún supuesto de exclusión”, ya que la testigo “va a responder de acuerdo a las reglas de testimonio” y todas las partes “han comparecido aquí con conocimiento de las pruebas que se van a desarrollar”, de modo que se rechazaron ambas objeciones.

Al subir al estrado, Álvarez, licenciada en contabilidad, explicó a preguntas del Ministerio Público que realizó los informes financieros sobre Rondón, Bautista y de empresas relacionadas con cada uno, consistentes en un análisis de todos los productos financieros que poseían en el sistema financiero dominicano.

El documento relativo a Rondón, identificado por Álvarez, “se consignó como análisis de los movimientos bancarios realizados en estos productos financieros durante un tiempo determinado”, donde figuran “transferencias entre cuentas propias y de empresas relacionadas”, dijo la testigo.

El objetivo del informe era analizar y plasmar los montos manejados en los productos financieros del empresario y sus empresas, con datos aportados por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), la Superintendencia de Bancos, la del Mercado de Valores y la Tesorería de la Seguridad social (TSS), apuntó.

Los documentos que integran el informe y sus anexos se incorporaron como prueba a pesar de la oposición de la defensa de Rondón, que fue objetando gran parte del testimonio.

El mismo esquema se empleó para elaborar el informe relativo a Bautista, según se desprende de la declaración de la testigo a preguntas del Ministerio Público, que también fueron objeto de oposiciones por parte de la defensa del exsenador.

Cerca de las 6.00 de la tarde el tribunal decidió suspender la sesión para continuar este martes a las 9.00 de la mañana.

La constructora brasileña Odebrecht admitió haber pagado 92 millones de dólares en sobornos en la República Dominicana para obtener la adjudicación de obras públicas entre 2001 y 2014.

Además de a Ángel Rondón y a Andrés Bautista, por este caso se juzga al exministro de Obras Públicas Víctor Díaz Rúa y a los exsenadores Tommy Galán y Roberto Rodríguez, así como el abogado Conrado Pittaluga.

Esta misma mañana el titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, anunció una nueva investigación sobre los sobornos de Odebrecht que se extenderá a la termoeléctrica Punta Catalina y al financiamiento de las campañas políticas.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7