Santo Domingo.- El embajador Josué Fiallo, representante dominicano ante la Organización de Estados Americanos (OEA), actualmente, presidente de su Consejo Permanente, advierte sobre el deterioro progresivo que afecta las condiciones de vida y de su institucionalidad en Haití, ya tienen consecuencias en el país y en la región.

“Existe un consenso de una preocupación co­lectiva por parte de muchos países que mi­ran hacia República Dominicana para infor­marse de primera ma­no y con ellos trabaja­mos, tanto con países del Caricom, de Suda­mérica, Centroamérica y Norteamérica, en ar­ticular respuestas a la crisis haitiana”, apuntó Fiallo al ser entrevista­do por Pablo McKinney en su programa televisivo por Color Visión.

Citó que en enero pasado se presentó en el Conse­jo Permanente una resolu­ción llamando a los actores políticos a un diálogo na­cional para solucionar las diferencias y construir una hoja de ruta para avanzar en la institucionalidad de­mocrática.

Tras esa decisión, una co­misión del Consejo visi­tó Haití, se reunió con el liderazgo político, la so­ciedad civil, los organis­mos internacionales y presentó un informe, pe­ro semanas después vino el magnicidio del presi­dente Jovenel Moïse y se trastornó el esfuerzo de la OEA.

“En este hemisferio Haití es el país que se encuentra en las condiciones más pre­carias y eso impulsa la mi­gración que República Do­minicana siente más que todos de forma directa, pe­ro ya afecta a Chile, Pana­má, México, la frontera sur de Estados Unidos”, indicó Fiallo.

Dijo que luego de la mi­gración está la inseguri­dad, porque Haití no tie­ne pleno control de su territorio.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7