SANTO DOMINGO.- Ángel Rondón, acusado de haber manejado $92 millones de dólares por supuestos sobornos de la empresa Odebrecht, reveló este jueves que recibió más de $200 millones de dólares por diversas obras suscritas con la multinacional brasileña.

Rondón hizo la revelación durante su turno de defensa en el juicio que se le sigue por el caso Odebrecht en el Palacio de Justicia y aseguró que los $200 millones de dólares se corresponden a conceptos de subcontratos, representación comercial, alquiler de equipos y consorcios. Aunque aseguró que efectivamente devengó este monto, dijo que el Ministerio Público no ha podido probar que esos recursos fueron obtenidos de manera ilícita.

Es por esto que afirma que al momento de ser interrogado por su vinculación con el caso, en el 2017, entregó documentos que avalaban que los millones de dólares fueron adquiridos “de manera legal”, pero luego manifestó su arrepentimiento por entregar sus pruebas ya que “fue como ponerle cuchillo a mi garganta”.

En el 2017, cuando el entonces procurador Jean Alain Rodríguez lo citó para interrogarlo, Rondón narra que su abogado le recomendó no dar declaraciones a la prensa, a lo que él replicó que no tenía “nada que esconder”.

Asimismo, Rondón repudió todo el accionar del exprocurador durante el caso de los supuestos sobornos y aseguró que antes de interrogarlo, “ya el procurador estaba dando una rueda de prensa diciendo que había encontrado al que recibió directamente los $92 millones de dólares”.

Antes de su interrogatorio, las autoridades de la Procuraduria General de la República ya habían cuestionado por siete horas a Marcelo Hofke, quien fuera gerente de Odebrecht en el país. Rondón contó que se contactó con Hofke para preguntarle sobre sus respuestas al Ministerio Público y éste le respondió que no dijo “nada comprometedor”.

“Yo sólo dije que tú eras nuestro representante comercial, no quien recibió los $92 millones de dólares”, fue la respuesta exacta de Hofke a Rondón.

El principal señalado en el caso Odebrecht puntualizó -nuevamente- que Marco Cruz, gerente de Odebrecht en el país, fue una pieza clave en los interrogatorios y agregó que “si no lo hubieran sacado de los cuestionamientos, todo el sistema político del país se va abajo”, refiriéndose a las supuestas declaraciones que daría el funcionario en contra de personalidades dominicanas.

Asimismo, Rondón continuó disparando acusaciones contra las pasadas autoridades del Ministerio Público afirmando que la investigación “no sirve, está muy repetida y es totalmente falsa”. Siguió señalando al exprocurador Rodríguez diciendo que éste tenía en sus manos 28 expedientes acusatorios, pero sólo sacó a la luz pública 14. “Sabrá Dios por qué”, suspiró Rondón.

“Si encuentran un solo cheque que garantice que yo di sobornos, dejamos este juicio aquí y me pongo a disposición de la justicia”, retó Rondón al Tribunal a la vez que garantizó que está en la disposición de responder “letra por letra y página por página” todo lo contenido en su expediente.

Después de acusar al Ministerio Público y de puntualizar todo lo concerniente con su interrogatorio, Rondón explicó a las juezas todas las obras en las que las autoridades aseguran que se manejaron supuestos sobornos.

El imputado sostuvo que en muchos de los casos en los que se le acusa de entregar sobornos, no conocía a los presuntos legisladores y funcionarios sobornados, mientras que en otros casos, según dijo, el Ministerio Público no determina con exactitud las acusaciones.

La presidente del Tribunal, magistrada Giselle Méndez, detuvo a Rondón de su defensa -llevaba tres horas de exposición- para postergar el juicio para el próximo lunes, donde el imputado tendrá la oportunidad de agotar una hora adicional y continuar con la defensa de los demás señalados en el caso.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7