Santo Domingo.- Grupos ambientalistas protestaron este martes en los alrededores del puente flotante sobre el río Ozama, en la capital, por la instalación de una planta de generación eléctrica que sustituirá a una similar con varias décadas de operación en el lugar.

El Programa de Acción Comunitaria por el Medio Ambiente (Pacma) y el Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente (Insaproma) consideraron que la generadora tipo barcaza mantendría la contaminación física, visual y sonora que, aseguraron, afecta a los vecinos de la Ciudad Colonial y zonas aledañas.

“La sola presencia de la planta generadora constituye una violación a la decisión presidencial de sanear el río Ozama”, afirmaron en un documento.

Asimismo, calificaron de “insuficiente” la reciente decisión del Ministerio de Medio Ambiente de no permitir el funcionamiento de las dos plantas a la vez y de reducir a dos años la operación de la segunda barcaza.

Las entidades urgieron del Gobierno la búsqueda de una salida que, sin afectar el “legítimo derecho” a emprender que le asiste a los inversionistas nacionales y extranjeros, no vulnere la “necesidad fundamental” que tienen los ciudadanos de acceder a un medio ambiente sano.

El domingo pasado, el Ministerio de Medio Ambiente dio a conocer que rechazó la solicitud de la empresa Seaboard de instalar una segunda barcaza de generación eléctrica.

El organismo precisó que la planta flotante recién llegada al país sustituirá a la actual generadora y que operará por dos años.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7