Santo Domingo.- El alcalde de Santiago y aspirante a la nominación presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Abel Martínez, manifestó que por décadas el Estado dominicano ha sido débil en la implementación de políticas migratorias que protejan al país de la invasión masiva que de forma pacífica han hecho indocumentados haitianos hacia esta parte de la isla.

Abel Martínez precisó que en la coyuntura actual de la profunda crisis política, social y económica en la que está sumida la nación vecina tras el asesinato del presidente Jovenel Moise, es altamente preocupante la creciente llegada de haitianos con estatus migratorio ilegal a territorio dominicano, asegurando que la gran mayoría no están en los registros de identificación su país, por lo que no tampoco pueden aparecer en ninguna base de datos en nuestras instituciones y a su juicio, viven de la economía y el presupuesto nacional, acortando la cobertura a las necesidades de los propios dominicanos.

“Como Estado hemos sido débiles en la aplicación de políticas concretas que salvaguarden la seguridad nuestra respecto a la masiva invasión pacífica de indocumentados desde Haití hacia República Dominicana. Tenemos décadas diciéndolo y llamando la atención del gobierno y se ha llegado a un punto crítico y deben tomarse las medidas adecuadas, sin necesidad de echarle la culpa a nadie, sino, trabajar de la mano por el mismo fin considerando que estamos a punto de un peligroso estallido del otro lado de la isla”, aseguró Martínez.

El también miembro del Comité Político del PLD recordó que “siempre hemos elevado nuestra voz de alerta en este sentido lo hice en los gobiernos de mi partido como lo hago ahora, alertado, pidiendo, exigiendo que las autoridades competentes accionen, pero ya la gota ha derramado la copa y ha llegado la hora de tomar medidas, pero medidas contundentes, se debe implementar la deportación de todos los extranjeros que estén con estatus migratorio ilegal y fomentar la ayuda para ellos pero en su territorio·.

En torno a las nuevas medidas del gobierno frente a crisis haitiana
Abel Martínez criticó las nuevas medidas tomadas por el gobierno del presidente Luis Abinader, por considerar que en el caso del visado de estudiantes, eso “para nada tiene que ver con el problema que estamos pasando; eso no garantiza para nada para salvaguardar la seguridad porque la mayor problemática no radica ahí”.

“Con la medida de las atenciones médicas solo para emergencias a los indocumentados, previamente debieron buscar las estadísticas existentes, donde solo las consultas no significan asistencia por emergencia y deben saber que en el 2019, antes de la pandemia, las consultas médicas a indocumentados haitianos significaron unos 427 millones de pesos del presupuesto de Salud Pública, mientras las emergencias ascendieron a RD$ 2,122 millones, internamientos por emergencia 912 millones de pesos y partos más de RD$ 300 millones, pero de igual forma, los internamientos representaron 396 millones de pesos, según los datos suministrados a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) por el Servicio Nacional de Salud (SNS)”.

Abel Martínez fue enfático en asegurar que “debemos seguir siendo solidarios con Haití, pero junto a la Comunidad Internacional, la cual se hace de la vista gorda con la situación dando la espalda, esperando que surja una confrontación entre ambos países, para entonces culparnos y lo estamos advirtiendo hoy; eso es lo que el Gobierno tiene que ver”.

Grandes mafias operan en el trasiego de indocumentados que generan más de 800 MM de pesos
 Durante su participación en el programa matutino Hoy Mismo por Color Visión, Martínez demandó acciones contra las mafias que operan con complicidad de dominicanos y haitianos, en el trasiego de indocumentados por la frontera lo que a su juicio  generan beneficios exorbitantes a esas estructuras que son delictivas, lo que se suma a las redes de falsificación de cédula de identidad y carnets migración.

“Son industrias que existen en la República Dominicana en combinación con mafias haitianas y lo hemos denunciado, cobran entre cien y doscientos dólares por indocumentado. Si calculamos que ingresen 200 diariamente, que sabemos que son mucho más de ahí, y lo calculamos a 200 dólares, eso al año se traduce mal calculado a más de 800 millones de pesos, entonces, ¿Quiénes están manejando esa industria?, en eso deben trabajar los organismos de seguridad del Estado, pero reitero que ya es hora de actuar”, señaló Abel Martínez.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7