“Canción por la unidad latinoamericana” es un tema de Pablo Milanés que escuché por primera vez en mi adolescencia. Una de sus estrofas dice así: “la historia lleva su carro y a muchos nos montará, por encima pasará de aquel que quiera negarlo”.

Me parece procedente reflexionar el contenido de esta estrofa, luego de escuchar las declaraciones manifiestas de la Procuradora Fiscal del Distrito Nacional Rosalba Ramos en razón del evento protagonizado entre la ex Magistrada Juez de la Corte Suprema de Justicia, Miriam Germán Brito, y el ex Procurador General de la República Jean Alain Rodríguez, en la convocatoria del Consejo Nacional de la Magistratura el pasado año. Si bien dicho evento es un fiambre (noticia vieja), recobra vida cuando a propósito de este, surge un nuevo acontecimiento.

Sobre este evento la Procuradora Fiscal del D.N., dijo lo siguiente: “el señor Procurador fue muy respetuoso en todo momento con la señora Miriam, y también con su hijo. El Procurador estaba ahí haciendo su papel”.

La noticia que revive al ya citado fiambre es la decisión de la actual Procuradora General de la República, Miriam Germán Brito, en desapoderar de algunos procesos penales a la Procuradora Fiscal del D.N., y asumir ella dichos procesos, lo que encuentra sustento en el Numeral 10 del Artículo 30 de la Ley 133-11 Orgánica del Ministerio Público.

Veamos si como dijo la Procuradora Fiscal del D.N., el ex Procurador General fue respetuoso con la ex Juez Germán y con su hijo, además si hacía su papel como miembro del Consejo Nacional de la Magistratura el día aquel. La magistrada Miriam Germán Brito en poco más de cuarenta años que lleva ligada al sector judicial, no ha sido cuestionada jamás en términos éticos, sino todo lo contrario, es un referente del comportamiento que debe exhibir un o una servidor (a) público (a), en un país dónde alegremente y con razón, se piensa que todos tenemos una cola que nos pisen.  Además de lo anterior, la Mag. Germán Brito es un referente de valentía, pues parte de su vida laboral la ejerció en parte de los gobiernos de Joaquín Balaguer. Recordemos aquella carta del 15 de septiembre de 1993 dirigida por la Magistrada Germán al entonces presidente Balaguer, en la que le manifiesta entre otras cosas lo siguiente: “Ahora bien, como juez, no está en mis aspiraciones postrarme ante los pies de ningún poder ni organismo de investigación, el que desee ser juez servil, que por temor a insultos gratuitos se convierta en una simple instancia de confirmación y trámite de arbitrariedad, bien puede buscarlo en otra parte”. Dicha carta fue escrita en un contexto de semidictadura. Las dictaduras y semidictaduras no solo tienen como doliente al dictador o al semidictador que la encabezan sino a todo su entorno. Para entonces, Rosalba Ramos, Jean Alain y yo, estábamos jugando con tierra y un palito, mientras la Magistrada Germán Brito se jugaba la vida.

El hijo de la Magistrada Germán a quien el ex Procurador General acusó de ser testaferro de su madre, es un joven que presenta un déficit cognitivo moderado severo con rasgos de autismo. De ahí que, se presupone debe esperarse cierto nivel de consideración de cualquier persona, máxime de la figura del Procurador General, frente a un joven que no puede valerse por sí mismo, y que por lo tanto, dichas imputaciones distan de lo genéricamente concebido como respeto.

Conforme a la Constitución dominicana y a la Ley 138-11 Orgánica del Consejo Nacional de la Magistratura, las funciones atribuidas al Consejo Nacional de la Magistratura consisten en designar a los Jueces de las Altas Cortes, así como de evaluar el desempeño de los Jueces de la Corte Suprema de Justicia, es decir, el escenario del Consejo Nacional de la Magistratura, se encuentra limitado a la evaluación de los aspirantes a ocupar la posición de Juez, no así concebir el mismo como un Tribunal dónde se juzgue a un aspirante como hiciera el ex Procurador General con la Magistrada Germán.

Hoy que ya la Procuradora Fiscal del D.N., no cuenta con Danilo ni con Jean Alain, debe estar reflexionando sobre la importancia de pensar en la historia, más allá del momento.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7