El extraordinario arte del DAR

Dios mediante, este mes cumpliré 36 años de edad, y en todo este tiempo he visto que la forma de hacer política en República Dominicana, significa comprar la voluntad de los votantes a través de concesiones de dádivas materiales, principalmente comida.

Es decir, que no es novedoso que el candidato del Partido de la Liberación Dominicana, sustente su campaña en el “DAR”. Sin embargo, contrario al caso de Gonzalo Castillo, dicha práctica ha ido acompañada de propuestas de los candidatos, quienes han mostrado tener un conocimiento básico de lo que significa dirigir una nación. 

Este fin de semana, reflexionaba que lo del candidato a la presidencia del PLD, es EXTRAORDINARIO.

Este hombre que aspira a dirigir los destinos de este país durante por lo menos cuatro años consecutivos, se ha limitado a DAR DAR DAR DAR DAR.

Da pan; da leche; da jugos; da bizcochos; da gassssssssss, cosa nunca antes vista, incluso sin tomar en cuenta las medidas de seguridad que deben ser adoptadas para el expendio de ese tipo de combustible, lo que significa poner en peligro la vida de las personas que se congregan a recibirlo, así como aquellos que están alrededor.

Que por cierto, si su intención es ayudar, puede dirigirse a la embazadora de gas de cada sector, y dejar tickets para que las personas vayan a retirar dicho combustible.

Pero no, Gonzalo da el gas en camiones con su rostro rotulado, para que al estar en el subconsciente de la gente, el día de las elecciones marquen su rostro en la boleta. 

Es decir, este hombre no se ha sentado a hacer una sola propuesta de lo que va a hacer en este país, por decir un caso: con las Pymes que se fueron a pique fruto del Covid-19, para reintegrarlas al aparato productivo nacional.

De ahí que estoy convencido de que la razón de que los miembros del Comité Político del PLD no han salido a apoyar a Gonzalo, es porque la alta dirigencia de ese partido no quiere echarse encima una campaña en la que su candidato se limite a DAR DAR DAR DAR, DAR, y que no pueda construir mínimamente un discurso básico de lo que significa ser presidente de un país.  

La sociedad dominicana debe reflexionar en algo que hace muchos años dijo Gedeón Santos: “a la gente no se le debe dar dádivas; a la gente hay que darle oportunidades de trabajo, para que al lograr sus metas por su propio esfuerzo, su autoestima esté en lo alto”.      

También te podría interesar:   Fernández, Castillo y Abinader expondrán sus planes ante los empresarios

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7