Glasgow (Reino Unido).- La organización ecologista WWF se mostró moderadamente optimista de cara a la recta final de las negociaciones de la cumbre climática COP26, pero avisó de que es necesario trabajar en aspectos como la transparencia a la hora de medir y reportar las emisiones de CO2.

“A pesar de haber tenido anuncios realmente buenos, que tenemos que celebrar, falta escrutinio de la gente y transparencia”, declaró en rueda de prensa el portavoz de Energía y Clima de WWF y exministro peruano de Medio Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, quien reclamó “objetivos reales responsables y alcanzables”.

En la COP26, que inicia este lunes su segunda y última semana, se busca dar continuidad al acuerdo de París para mantener el avance de las temperaturas a final de siglo por debajo de los 2 ºC respecto a los valores preindustriales, con el objetivo de que no se superen los 1,5 ºC.

La semana pasada hubo distintos anuncios en financiación del sector privado y compromisos contra la deforestación o para ir abandonando el uso de carbón para la generación eléctrica.

La responsable de WWF para Clima y Energía, Fernanda Carvalho, también se mostró razonablemente satisfecha con el avance de las negociaciones, pero señaló que los datos para 2030 actualmente apuntan a “un incremento de las emisiones del 16 % y la ciencia es muy clara en que para tener alguna posibilidad de mantener los 1,5 ºC aL alcance tenemos que reducir las emisiones entre un 45 y un 50 %”.

Para llegar a ese objetivo es importante que se acuerde revisar los compromisos de los países cada cinco años y no cada diez, empezando en 2025, agregó Carvalho, quien también consideró “clave” que se protejan los bosques y océanos, como sumideros de carbono, así como que los gobiernos se comprometan a dejar de subvencionar los combustibles fósiles.

El experto de WWF en mercados de carbono Brad Schallert, por su parte, señaló que se ha producido un progreso en las conversaciones sobre el artículo 6 del Acuerdo de París, que buscar regular los créditos de carbono.

“Veo una marcada diferencia respecto a los años pasados. Los negociadores han hecho un esfuerzo real para encontrar puntos en común”, aunque eso “no quiere decir” que los hayan hallado, señaló.

No obstante, señaló que hay aún puntos de división en torno a ese aspecto que la propia WWF define como “complejo y técnico” y donde es importante “evitar una doble contabilidad”

El artículo 6 del Acuerdo de París contempla la posibilidad de generar créditos de carbono, es decir, que los países o empresas que generan CO2 puedan comprar derechos de emisión a otros países.

Schallert señaló que Brasil presiona “para intentar hacer doble contabilidad”, lo que es “inaceptable para WWF y para la mayoría de los países”, y llamó también a evitar el “aire caliente”, que definió como los países que “intentan ganar en las métricas en su favor e inflar el impacto en emisiones de una actividad”.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7