Ginebra.– El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó hoy sobre el impacto que la segunda ola de COVID-19 en la India, con cifras récord de más de 400.000 casos diarios, está teniendo en millones de niños de ese país, amenazados por la falta de atención médica o las adopciones ilegales.

“Muchos están perdiendo a sus padres y cuidadores, quedando desamparados”, señaló en rueda de prensa, por videoconferencia desde la India, la representante de Unicef en ese país, Yasmin Ali Haque, quien añadió que el cierre de escuelas debido a la pandemia afecta a unos 247 millones de alumnos en primaria y secundaria en el país.

Haque afirmó que en un momento en el que un gran número de niños, aún no contabilizado, están quedando huérfanos en la India, están aflorando las ofertas de adopción por métodos ilegales a través de las redes sociales, “lo que coloca a estos menores de edad en riesgo de caer en redes de tráfico y abusos”.

La representante de Unicef añadió que la saturación de las redes sanitarias indias a causa de la pandemia provoca que los niños del país hayan visto cortado el acceso a servicios de vacunación y al tratamiento de otras enfermedades como la neumonía.

Unicef también alertó que en la actual coyuntura hay muchos casos de mujeres embarazadas que encuentran dificultades para encontrar servicios sanitarios de ayuda al parto, y recordó que en un país donde uno de cada cinco niños sufre malnutrición la COVID-19 podría agravar aún más esta falta de acceso a alimentos.

India batió este jueves nuevamente el récord mundial de casos diarios de COVID-19 en un sólo país, con 414.000 nuevos contagios, que elevan el acumulado total a 21 millones, mientras los fallecidos ascienden a 230.000 (3.900 en las últimas 24 horas).

Haque subrayó que la crisis sanitaria en la India tiene un eco no sólo regional (también están subiendo exponencialmente los casos en Nepal, Sri Lanka o Maldivas) sino también global, ya que debido a la ola de contagios muchas de las vacunas que produce el país se han redirigido de la exportación al uso interno.

“La creciente demanda de vacunas anticovid en la India significa que millones de dosis que se preveía distribuir en países de bajos ingresos no pueden ser exportadas, lo que produce una brecha en el suministro que incrementa el riesgo de nuevos brotes y mutaciones”, advirtió.

La responsable de Unicef indicó que la organización requiere al menos unos 21 millones de dólares de manera urgente para enviar a la India equipamiento de diagnóstico, suministros y oxígeno.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7