Estambul.– Turquía condenó este lunes la intervención del Ejército en Birmania (Myanmar), donde declaró el estado de emergencia y tomó durante un año el control político del país, así como la detención de los miembros del Gobierno del país.

“Causa profunda preocupación el que las Fuerzas Armadas de Myanmar hayan arrestado hoy al Gobierno y lo condenamos de forma tajante. Turquía está en contra de todo tipo de golpes e intervenciones militares”, señala el Ministerio de Exteriores turco en un comunicado.

“Esperamos que todos los líderes electos, las personalidades políticas y los civiles sean puestos en libertad de inmediato”, agrega la nota, publicada en la web del Ministerio.

El texto expresa además la esperanza de que “este grave suceso no empeore aún más la situación de los musulmanes rohinyá, que viven en condiciones difíciles”, en referencia a la minoría islámica del país.

El Ejército de Birmania declaró este lunes el estado de emergencia y anunció que asume el control político del país con la intención de mantenerlo durante un año.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7