Madrid.- El embajador de Suecia en Madrid, Teppo Tauriainen, se mostró convencido de que la visita de Estado de los reyes españoles al país escandinavo va a reafirmar la imagen que los suecos tienen de España de “país moderno y avanzado”, muy distinta a la de los años 60 y 70 del siglo pasado, asociada al turismo y los clichés de aquella época.

“La imagen ha cambiado mucho. Ya no es un país atrasado, sino igual que nosotros”, resalta Tauriainen en declaraciones a EFE con motivo del viaje que Felipe VI y su esposa, la reina Letizia, comienzan este martes a su país, con el que se pretende intensificar la relación bilateral en ámbitos como la innovación tecnológica y el empresarial.

A pesar de la distancia geográfica y de las particularidades culturales, el embajador sostiene que España y Suecia no son tan diferentes y dan la misma prioridad a valores como la democracia, la igualdad, la defensa de los derechos humanos o la lucha contra el cambio climático.

“Ahí somos iguales y podemos trabajar juntos”, remarca el embajador sueco, quien lleva dos años en el cargo.

En su opinión, España es visto hoy en día como “un país moderno y avanzado, aliado en la Unión Europea, que no guarda relación con la impresión que tenían los suecos cuando empezaron a hacer turismo en los 60, que lo identificaban solo como un país de sol y playa.

“La imagen ha cambiado mucho. No es un país que está atrasado, sino que está igual que nosotros. Para los suecos, España es un país muy querido”, afirma.

El diplomático sueco subraya que la visita de Felipe VI es “una muestra de la importancia que Suecia da a España.

“Nuestros reyes no invitan a todo el mundo”, puntualiza para reforzar la relevancia del viaje, que se va a prolongar hasta el próximo jueves.

Admite que entre los suecos “no hay mucho conocimiento” de los reyes de España, quienes no han visitado el país escandinavo desde que comenzó su reinado en 2014, por lo que considera positivo su presencia para “presentarse de alguna manera”, además de “promover a España de manera extraordinaria”.

En el país nórdico hay un apoyo generalizado a la Corona por su “excelente trabajo, sobre todo cuando van al extranjero”, si bien el embajador matiza que la monarquía “no es un tema que está en el debate público”.

Respecto al hecho de que hayan pasado 42 años desde la única visita de Estado que los reyes Juan Carlos y Sofía hicieron a Suecia en 1979, Tauriainen resta importancia a este hecho y recuerda que ha habido bastantes viajes de menor rango y visitas privadas de la familia real en las últimas décadas.

“No se puede interpretar la falta de visitas de Estado como que las relaciones entre las casas reales son malas. Al revés, son muy buenas”, enfatiza Tauriainen.

España y Suecia mantienen unas relaciones buenas y cordiales, con un importante intercambio entre las poblaciones de ambos países.

En Suecia hay una creciente colonia española, en torno a 11.200 españoles, que aprovechan las oportunidades laborales que ofrece el país nórdico con, prácticamente, pleno empleo en los trabajos cualificados y de mayor formación.

Y por otra parte, más del 20 % de la población sueca viaja anualmente a España, ya sea por motivos de trabajo, turismo solamente o porque tiene una segunda residencia.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7