Moscú.- Rusia alertó sobre la necesidad de formar una “arquitectura de seguridad” única para Asia y el Pacífico y sobre los peligros de crear “líneas divisorias” en esta región, tras la firma del acuerdo AUKUS entre Estados Unidos, Australia y el Reino Unido.

“Consideramos contraproducentes los intentos de trazar nuevas líneas divisorias en la región de Asia y el Pacífico”, declaró el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en una rueda de prensa con su homólogo vietnamita, Bui Thanh Son.

El jefe de la diplomacia rusa señaló que Moscú y Hanoi comparten la opinión sobre “la necesidad de formar en la región de Asia y el Pacífico una arquitectura de seguridad equitativa e indivisible acorde a la realidad actual, que se sustente sobre los principios universales del derecho internacional”.

Estados Unidos, Australia y el Reino Unido anunciaron el 15 de septiembre un ambicioso pacto de defensa destinado a plantar cara a China en el Indopacífico, y que incluirá el desarrollo de submarinos nucleares para los australianos.

El pacto, llamado AUKUS por las iniciales en inglés de los tres países anglosajones, tiene como objetivo reforzar la cooperación trilateral en tecnologías avanzadas de defensa, como inteligencia artificial, sistemas submarinos y vigilancia de larga distancia.

China reaccionó inmediatamente y acusó a Washington, Londres y Canberra de “socavar la estabilidad y la paz regional” y los esfuerzos internacionales por la no proliferación nuclear.

Francia, por su parte, no ocultó su malestar tras la ruptura de un contrato de venta de submarinos franceses a Australia, que fueron sustituidos por submarinos estadounidenses en virtud de este acuerdo, hecho que califico de “traición” y “una puñalada por la espalda”.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7