Glasgow.- Las promesas “sectoriales” anunciadas durante la cumbre climática COP26 y los planes actualizados de los Gobiernos para reducir emisiones de CO2 reducirían la brecha necesaria para mantener los objetivos climáticos un 24 o 25 % en el horizonte de 2030.

Es la proyección que arroja un análisis publicado este jueves por la plataforma científica Climate Carbon Tracker, que cifra en un 9 % la reducción proyectada en base a las promesas anunciadas durante la cumbre del clima de Glasgow en materia de recorte de emisiones de metano, deforestación, transporte o abandono paulatino del carbón.

Supondrían una reducción de en torno a 2,2 gigatoneladas métricas equivalentes de CO2, que se traduce en el acercamiento del 9 % en 2030 al objetivo de evitar que a final de siglo las temperaturas no suban más de 1,5 ºC respecto a los valores preindustriales, según el estudio.

Se sumarían a las actualizaciones de los planes de recortes de emisiones, que por sí solos reducirían la brecha entre un 15 y un 17 %.

Según el profesor del New Climate Institute Niklas Höhne, organización socia de Climate Action Tracker, no resulta “sorprendente que el efecto de las iniciativas sectoriales de la COP26 más allá de los objetivos climáticos nacionales sea inicialmente pequeño” y esa “presión” puede contribuir a que se mejoren los objetivos a largo plazo.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7