Bruselas.- Portugal mantendrá o incluso reforzará en caso necesario los controles de acceso al país en las fronteras y las restricciones anticovid más allá del 9 de enero, anunció hoy el primer ministro luso, António Costa.

“No hay ninguna previsión de alteración inmediata de las medidas, pero el 9 de enero seguramente vamos a prorrogar. No vamos a estar en condiciones de retirar esas medidas”, ha explicado el primer ministro en declaraciones a los medios en Bruselas, a su llegada al Consejo Europeo.

Costa explicó que el Gobierno prevé que la variante ómicron se vuelva “dominante” en enero, por lo que “hacer pruebas es absolutamente esencial, el control de fronteras es absolutamente esencial”.

“Vamos a mantener la obligatoriedad de test para entrar en Portugal”, ha defendido.

Ante la proximidad de las fiestas navideñas, Costa ha apelado a que los ciudadanos multipliquen los test y no ha descartado la posibilidad de recurrir a una cuarta dosis de la vacuna en primavera.

Portugal, que afronta su quinta ola de contagios, entró el pasado 1 de diciembre en “estado de calamidad” y estableció una serie de medidas y restricciones, como exigir test negativos -además del certificado de vacunación- para acceder a locales de ocio nocturno y grandes eventos.

El país reforzó los controles fronterizos y obligó a presentar certificado de vacunación y un test negativo para entrar por vía aérea y marítima.

En la frontera con España, los ciudadanos de países europeos en riesgo bajo o moderado necesitan el certificado de vacunación y los procedentes de zonas de alto riesgo precisarán también de un test negativo.

El periodo más restrictivo se registrará después de las vacaciones navideñas, entre el 1 y el 9 de enero, en la “semana de contención”, cuando se cerrarán bares y discotecas, se recuperará el teletrabajo obligatorio y se aplazará el inicio del curso escolar.

Actualmente, se exigen certificados para acceder a toda la restauración -a excepción de las terrazas-, los alojamientos turísticos, los eventos con asiento marcado, los gimnasios y los casinos y bingos.

Portugal registró este miércoles una incidencia a catorce días por cada 100.00 habitantes de 508 y acumula desde el comienzo de la pandemia 18.698 muertes y 1.205.993 contagios.

El “estado de calamidad”, un escalón por debajo de la alerta máxima, estará en vigor hasta el 20 de marzo.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7