París.- El secretario de Estado de Transportes de Francia, Jean-Baptiste Djebbari, calificó de “constructivo” el ambiente de la negociación con el Reino Unido por las licencias que sus pescadores reclaman para poder faenar en aguas bajo jurisdicción británica e hizo notar que las cosas avanzan.

En una entrevista a la emisora Europe 1, Djebbari destacó que el lunes los británicos otorgaron 49 licencias adicionales y que “hay una negociación hasta el jueves”.

Ese día está prevista una reunión en París entre el ministro británico de Asuntos Europeos, David Frost, y el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune.

Francia había amenazado la semana pasada con aplicar desde el martes 2 de noviembre una serie de medidas de represalia porque reprocha al Reino Unido el bloqueo de una serie de licencias de pesca a las que considera que tiene derecho en virtud del acuerdo sobre el Brexit entre Londres y la Comisión Europea.

Sin embargo, después de entrevistarse en Glasgow con el primer ministro británico, Boris Johnson, el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció el lunes a última hora que daba más tiempo a la negociación y que no se aplicarían desde el día 2 las represalias.

Eran esencialmente la prohibición de que los pesqueros británicos desembarquen en los puertos franceses su cargamento y el endurecimiento de los controles a las importaciones de pescado llegadas del Reino Unido.

Aunque los británicos afirman que han dado su visto bueno al 98 % de las demandas europeas, los franceses ponen el acento en que en torno a la mitad de las de sus pescadores han sido rechazadas y que ha habido un trato diferencial.

Djebbari avisó de que “los británicos tienen más que perder por no aplicar el acuerdo del Brexit” que, subrayó, lo acordaron el Reino Unido y la Unión Europea y que tiene implicaciones en ámbitos como los aranceles aduaneros y los intercambios comerciales.

Preguntado sobre la razón de que a pesar de eso la negociación sobre las licencias de pesca se esté llevando en un marco únicamente bilateral, entre París y Londres, el secretario de Estado lo justificó porque sobre esa cuestión “somos los más afectados, porque tenemos más pescadores que faenan en aguas británica y porque somos los vecinos más cercanos”.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7