Gaza.- Alrededor de un millar de palestinos se unieron hoy a protestas a lo largo de la zona fronteriza entre la Franja de Gaza e Israel contra la “Marcha de las Banderas”, un desfile de ultranacionalistas israelíes que se celebra este martes por las calles de Jerusalén y es visto como una provocación por los palestinos.

Fuentes de seguridad palestinas y testigos presenciales indicaron a EFE que la mayoría de las protestas tuvieron lugar cerca de la valla fronteriza al este de la ciudad de Khan Younis, en el sur de la Franja, y en la zona norte de la ciudad de Beit Hanoun, en el norte del enclave costero.

Los testigos contaron que soldados israelíes apostados en la zona fronteriza abrieron cartuchos de gas lacrimógeno y munición real para dispersar a los manifestantes que se acercaban a la valla de la frontera, aunque por el momento no se han reportado heridos.

Mientras tanto, un grupo de activistas palestinos, miembros de las conocidas como las unidades perturbadoras nocturnas, anunciaron en un comunicado que organizarán protestas nocturnas cerca de la fronteras con Israel.

Las manifestaciones en Gaza son una protesta a la Marcha de las Banderas, que reivindica la soberanía israelí sobre la Ciudad Santa ya que conmemora lo que los israelíes consideran la reunificación de la urbe en 1967, que para los palestinos marca el inicio de la ocupación en Jerusalén Este, por donde circula la mayor parte del desfile.

Los activistas palestinos también lanzaron hoy globos incendiarios desde la Franja hacia el sur de Israel, provocando varios incendios de pequeña magnitud, y amenazaron con seguir haciéndolo durante la noche.

“Lanzaremos globos y quemaremos neumáticos en el área fronteriza en protesta por la marcha de la bandera israelí en Jerusalén”, señaló el grupo.

La organización Marcha del Retorno, que comprende varias facciones palestinas, también llamó a convocar protestas en la Franja de Gaza contra la marcha de la bandera israelí.

La Marcha de las Banderas, convocada para las 17.30 hora local (14.30 GMT), ha obligado a las autoridades israelíes a aumentar la seguridad ante el riesgo de que el desfile, organizado por jóvenes ultranacionalistas, desemboque en violencia y provoque agresiones desde Gaza después de que el movimiento islamista Hamás llamara a un Día de la Ira en represalia.

La convocatoria inicial de esta marcha el pasado 10 de mayo, Día de Jerusalén, tuvo que ser suspendida porque fue el detonante de un nuevo estallido de violencia -después de días de tensión con cargas policiales y desalojos de árabes- entre las milicias de Gaza, que emprendieron en lanzamiento de cohetes hacia Israel, y el Ejército israelí.

La escalada bélica, la más grave desde 2014, terminó con un alto el fuego después de once días, en los que murieron 255 palestinos en la Franja y 13 personas en suelo israelí.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7