El Cairo.- Uno de cada dos niños en el Líbano corre un grave riesgo de sufrir violencia física, emocional o sexual, mientras las familias luchan por hacer frente a la crisis cada vez más profunda en el país mediterráneo, según un nuevo informe publicado este viernes por Unicef.

Alrededor de 1,8 millones de niños en el Líbano están experimentando “una pobreza multidimensional”, frente a unos 900.000 en 2019, y corren el riesgo de ser “forzados a cometer abusos como trabajo infantil o matrimonio infantil para ayudar a sus familias a llegar a final de mes”, se apunta en el comunicado.

Estos hallazgos se publicaron hoy en el informe titulado “Comienzos violentos: niños que crecen en la crisis del Líbano” que fue presentado coincidiendo con la visita de la representante especial del secretario general sobre la violencia contra los niños de la ONU, Najat Maalla.

“La crisis del Líbano amenaza el presente y el futuro de millones de niños. Asegurar su protección contra el abuso, daño y violencia y salvaguardar sus derechos son más necesarios que nunca”, indicó Maalla.

El informe muestra que el número de casos de abuso y explotación infantil documentados por Unicef y sus socios se disparó entre octubre de 2020 y octubre de 2021, de 3.913 a 5.621 casos, es decir, un 44% más.

El documento señala que las niñas “corren el riesgo de ser casadas por familias desesperadas que buscan dotes” y hallaron que “una de cada cinco niñas sirias de entre 15 y 19 años en el Líbano está casada”.

Se están documentando nuevas amenazas a los niños a medida que las familias se vuelven cada vez más desesperadas, incluidas las familias indigentes que abandonan a sus bebés en las calles y los niños que enfrentan un mayor riesgo de secuestro, según el comunicado.

“Invertir en la protección, el desarrollo y el bienestar de los niños no puede esperar. Invertir en la niñez es esencial para construir una sociedad inclusiva, pacífica, justa y resiliente que mantenga a la niñez a salvo de daños y no deje a nadie atrás”, agregó la representante especial de la ONU.

La crisis económica desatada en el Líbano a finales de 2019 es ya una de las peores a nivel mundial en más de un siglo y medio, con una inflación disparada, así como una grave escasez de productos y servicios básicos como combustible, electricidad, agua y medicinas.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7