Ginebra.- La hambruna que desde hace más de un año sufre el sur de la isla de Madagascar, consecuencia del cambio climático, podría aumentar en los próximos meses, advirtió hoy el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas.

El subdirector del PMA en Madagascar, Aduino Mangoni, advirtió en una rueda de prensa para los periodistas acreditados en la ONU en Ginebra que al menos 1,3 millones de personas estaban a mediados de año en situación de inseguridad alimentaria grave, de ellos 30.000 sufrían hambruna, y la situación va a peor.

“Estas cifras desgraciadamente van a aumentar en los próximos meses, en que se está entrando en la temporada de escasez”, subrayó Mangoni en referencia a los meses de menor disponibilidad de alimentos en zonas agrícolas, al ser los situados entre la época de siembra y la de cosecha.

El responsable de PMA añadió que alrededor de medio millón de niños en la zona sufren malnutrición y de ellos 110.000 “están en riesgo de perder la vida si no reciben ayuda”.

Madagascar ha sufrido varios años consecutivos de sequías, que unidos a tormentas de arena, plagas de langostas y los efectos de la pandemia han sumido al sur de la isla africana en una grave crisis humanitaria.

De acuerdo con PMA, es la única hambruna actualmente causada directamente por el cambio climático, ya que las que se sufren en otras zonas del planeta (Yemen, Sudán del Sur, la región etíope del Tigray) son resultado indirecto de conflictos armados.

La organización de Naciones Unidas ha solicitado 69 millones de dólares para financiar la ayuda humanitaria que necesita el sur de Madagascar.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7