Adís Abeba.- La Organización Mundial para la Salud (OMS) no puede entregar suministros médicos a Tigré -región azotada por una guerra del Gobierno federal de Etiopía contra el Frente Popular de Liberación de Tigré (FPLT)- desde julio de 2021, dijo el director del organismo de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“En Tigré (norte), la OMS no tiene autorización para entregar suministros médicos desde mediados de julio del año pasado”, anunció el doctor Tedros en un comunicado difundido este viernes.

“Incluso en los momentos más difíciles de los conflictos de Siria, Sudán del Sur, Yeman y otros lugares, la OMS y sus socios pudieron salvar vidas”, explicó Tedros, quien añadió que el bloqueo actual en la región etíope de Tigré “está matando” a civiles.

Según Tedros, este escenario persiste a pesar de que la OMS ha pedido “reiteradamente” el acceso a Tigré.

Aunque la OMS consiguió enviar unas 84 toneladas de suministros médicos a las vecinas regiones de Amhara y Afar el pasado diciembre, el organismo lamentó que aún no ha podido acceder a Tigré.

En el comunicado, Tedros no atribuyó este bloqueo a ningún bando de la guerra en curso.

La guerra de Tigré estalló el 4 de noviembre de 2020, cuando el Gobierno federal ordenó una ofensiva en contra del FPLT -partido político que gobernaba la región- en represalia por un ataque contra una base militar federal y tras una escalada de tensiones políticas.

Desde finales de octubre de 2021, el FPLT consiguió avanzar sus posiciones hacia el sur y amagó con la posibilidad de marchar sobre Adís Abeba, que también es sede de la Unión Africana.

El temor a que los rebeldes pudiesen atacar la capital de Etiopía -segundo país más poblado de África y un importante aliado de Occidente en la región- animó los esfuerzos diplomáticos de la comunidad internacional para conseguir una solución negociada.

Sin embargo, el impulso del FPLT parece haberse evaporado -a finales de diciembre anunció la retirada de sus tropas a Tigré- y las tornas han girado a favor de las tropas gubernamentales, mientras sigue sin avistarse una solución política a la contienda.

Según la ONU, unos 5,2 millones de personas necesitan ayuda humanitaria en Tigré y las regiones vecinas Amhara y Afar.

Asimismo, alrededor de dos millones de personas han tenido que abandonar sus hogares debido a la violencia.

La situación humanitaria ha empeorado en los últimos meses debido a los asesinatos contra civiles, los saqueos y la destrucción de centros de salud e infraestructuras agrícolas, lamentó la ONU.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7