París.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) y Francia lanzaron formalmente las obras para una Academia en la ciudad francesa de Lyon que dará formación esencialmente a distancia a profesionales del sector sanitario y todo tipo de públicos, con ámbito de actuación mundial.

Esa academia permitirá una difusión más rápida de sus directrices al personal sanitario, pero también a gestores, además de dar competencias “a millones de personas”, destacó su director general, Tedros Adhanom Ghebreysesus, en una ceremonia en Lyon junto al presidente francés, Emmanuel Macron.

“Será una escuela para el futuro y para el conjunto del mundo” que ofrecerá enseñanza en diferentes lenguas en formato digital o presencial, explicó Tedros, que mostró su voluntad de que junto a la futura sede en Lyon puedan establecerse otras “plataformas regionales”.

Macron, que ha sido el gran promotor de esta iniciativa lanzada inicialmente por el director general de la OMS, contó que quiere que su país aproveche para la formación de sus propios profesionales la oportunidad que presenta esta nueva estructura internacional.

La ciudad de Lyon ha sido históricamente y sigue siendo un centro de investigación médica y de la industria farmacéutica.

Uno de los principales objetivos de la Academia de la OMS (ubicada en el Biodistrito Lyon-Gerland) es permitir que todos los profesionales de la sanidad estén al corriente de las prácticas más actualizadas, que de otra forma podrían tardar diez años en ser aplicadas. También favorecer el aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Para eso se utilizará el potencial de nuevas tecnologías como la realidad virtual, la realidad aumentada, la inteligencia artificial o los juegos educativos.

La formación que se reciba a través de sus plataformas -se prevé la creación de una oferta de más de un centenar de programas de aquí a 2023- tendrá un reconocimiento oficial en forma de titulaciones que los profesionales podrán utilizar para el desarrollo de sus carreras

La directora ejecutiva de la Academia de la OMS, que abrirá sus puertas en 2024, será la anterior ministra francesa de Sanidad, Agnès Buzyn, que indicó que se pretende formar cada año físicamente a 16.000 personas en Lyon, pero sobre todo a millones de personas en todo el mundo con medios de aprendizaje a distancia.

Francia es, con más de 120 millones de euros, el principal contribuyente de este proyecto. La región Auvernia Ródano Alpes ha puesto 25 millones y será la propietaria del campus en el que estarán las nuevas instalaciones de la OMS, que pagará un alquiler.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7