Quito.- La Organización de Estados Americanos (OEA) ultima los preparativos para la conformación de una nueva Misión de Observación Electoral (MOE) que desplegará en Ecuador para la segunda vuelta presidencial, prevista para el próximo 11 de abril.

Así lo informó este lunes la OEA después de que en la víspera el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) ecuatoriano desestimara un recurso subjetivo interpuesto por el aspirante del movimiento indígena Pachakutik, Yaku Pérez, para que se revisaran unas 28.000 actas de la primera vuelta, celebrada el pasado 7 de febrero.

Con esa decisión, queda refrendada la proclamación que el Consejo Nacional Electoral (CNE) hizo de los resultados preliminares de la primera ronda presidencial, en la que quedó en primer lugar el candidato del correísmo Andrés Arauz, con el 32,72 % de votos, seguido del conservador Guillermo Lasso, que sumó el 19,74 %.

Pérez, que asegura que se produjo un fraude electoral, obtuvo según los resultados oficiales preliminares 19,39 % de los votos, entre los dieciséis candidatos inscritos.

REQUISITOS PARA SER OBSERVADOR

El Departamento para la Cooperación y Observación Electoral (DECO) de la OEA, área especializada en la materia de la institución, se encuentra ahora en la etapa de preparativos para la organización de la nueva misión observadora.

Esta contempla el despliegue de observadores internacionales en todo el territorio nacional, “con el objetivo de constatar de forma directa, completa y exacta el proceso electoral, siguiendo las pautas establecidas en el Manual para las Misiones de Observación Electoral”, indica la OEA.

Para ello, busca reclutar a ciudadanos extranjeros residentes en Ecuador y que cumplan con los criterios de elegibilidad, a fin de integrar la misión como observadores internacionales desde el 8 hasta el 12 de abril.

“Las personas que sean seleccionadas, a través de un proceso competitivo, serán capacitadas en la metodología de las MOE de la OEA y los distintos aspectos técnicos necesarios para llevar a cabo su trabajo”, expresa el documento.

El organismo interamericano cubrirá los costos de transporte dentro del país, así como el pago de viáticos diarios para cubrir los gastos relacionados con alimentación en las tareas de la misión y entregará materiales de protección como mascarillas y alcohol.

Los seleccionados deberán realizarse pruebas covid-19 antes de su confirmación como integrantes de la misión, así como durante el ejercicio de sus funciones.

Los aspirantes deberán estar de forma legal en el país y no formar parte del personal diplomático o consular de un país extranjero o de algún otro organismo internacional.

Para postular como observador internacional, la OEA exige ser mayor de edad y tener, preferentemente, formación o experiencia profesional en ciencias sociales, un dominio avanzado, verbal y escrito, del español y no haber residido más de cinco años consecutivos en el país, entre otros requisitos.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7