Bermudas.- El archipiélago atlántico de Bermudas recobra este viernes paulatinamente la normalidad después del paso de una fuerte tormenta con ráfagas de vientos huracanados, inusual fuera de la temporada de ciclones, que se saldó con 3.600 hogares sin servicio de electricidad.

Las autoridades de Bermudas, que se sitúa a 1770 kilómetros al suroeste de la ciudad estadounidense de Miami, informaron de que todas las escuelas públicas y privadas reabrieron hoy con normalidad, excepto el centro Paget Primary, que no tenía electricidad.

La compañía energética Belco informó de que a las 8.00 hora local (12.00 GMT) había 3.600 clientes sin electricidad mientras equipos de la compañía trabajan para restablecer el servicio.

El mapa de interrupciones de Belco mostraba que había interrupciones esparcidas por toda la isla principal.

Las zonas más afectadas fueron en Gran Bermuda, donde se ubica la capital, Hamilton, los distritos de Saint David, Bailey’s Bay, Paget, Warwick East y Southampton, entre otras.

La portavoz del Gobierno de Bermudas, Aderonke Bademosi, anunció que el servicio normal de autobuses se reanudó a las 9.00 de la mañana, unas horas más tarde de lo habitual.

El último parte del Servicio Meteorológico de Bermudas detallaba que los vientos con fuerza de tormenta disminuyeron, pero que los vendavales permanecen en el área mientras la baja presión se aleja hacia el noreste.

Dijo que las lluvias frecuentes continuarán afectando el área, posiblemente con truenos aislados y granizo durante las primeras horas del día.

Los vientos continuarán amainando hasta el fin de semana.

Los vientos que se podrán sentir todavía hoy alcanzarán en algunas ráfagas los 80 kilómetros por hora.

Además, las condiciones del mar seguirán siendo complicadas, con olas de hasta 2 metros en las zonas cercanas a la costa.

James Dodgson, técnico del Servicio Meteorológico de Bermudas, señaló que anoche la tormenta siguió las pronósticos, con vientos con fuerza de tormenta y hasta puntualmente huracanados azotando partes elevadas de la isla principal del archipiélago.

Dijo que durante la pasada noche se llegaron a registrar vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora con ráfagas de 170 kilómetros por hora.

El aeropuerto Hamilton reportó ráfagas de 120 kilómetros por hora.

El Centro de Operaciones Marinas de Bermuda señaló que los fuertes vientos provocaron la rotura de los amarres del barco Island Spirit, la única embarcación de la que se tiene información de daños.

La intensidad de la tormenta ha sorprendido por registrarse en una temporada del año poco habitual, una vez que este tipo de ciclones llegan a estas latitudes durante la temporada de huracanes del Atlántico, entre los meses de junio y finales de noviembre.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7