Dublín.- El primer ministro irlandés, Micheál Martin, informó este lunes de que casi la mitad de los nuevos casos de covid-19 en Irlanda están provocados por la llamada variante británica, por lo que instó a la ciudadanía a llevar mascarillas siempre que estén fuera de los domicilios.

La nueva cepa del coronavirus SARS-CoV-2 detectada primero en el Reino Unido a final del pasado año, más contagiosa, ha disparado los contagios y llevó al Ejecutivo irlandés a decretar este miércoles un tercer confinamiento estricto de, al menos, un mes.

Martin explicó hoy que, según el Equipo de Emergencias de Salud Pública Nacional (NPHET), esa variante es responsable de más del 45 % de los positivos detectados en los últimos días, frente al 25 % de la primera semana de 2021 y el 9 % de quince días antes.

Las últimas cifras oficiales indicaron este domingo que se registraron ocho nuevos fallecimientos en las 24 horas anteriores, lo que dejó el número de muertes en 2.344, al tiempo que se detectaron 6.888 nuevos contagios, hasta un total de 147.613.

Aunque los asesores del Gobierno han advertido de que Irlanda tiene ahora una de las tasas de propagación más altas de Europa, Martin subrayó hoy que no está “avergonzado” por la gestión que efectuó de la pandemia de cara a las Navidades, cuando se registraban menos de 200 casos diarios.

Después del segundo confinamiento decretado a final de octubre, el Ejecutivo de Dublín, de coalición entre centristas, democristianos y verdes, propuso una desescalada a principio de diciembre que algunos observadores han calificado de imprudente.

Sostienen que se concedió a la ciudadanía “tres semanas libres” para reactivar la economía durante las festividades navideñas, si bien el Gobierno ya preveía reintroducir un cerrojazo este mes, una tesis que Martin rechazó en una entrevista con la emisora de radio Newstalk.

“No es tan sencillo. Veníamos de un largo periodo de restricciones de un tipo u otro, y entrábamos en diciembre después de seis semanas de confinamiento. La paciencia y el grado de cumplimento de las medidas comenzaban a decaer”, recordó el “taoiseach” (primer ministro irlandés).

En su opinión, el aumento de los contactos sociales en bares, restaurantes y casas, unido al hecho de que la variante británica es “mucho más contagiosa”, ha contribuido al repunte de los casos de covid-19 en el país.

No obstante, insistió en que su Gobierno reaccionó con rapidez toda vez se constató la presencia de la nueva cepa en Irlanda, pues introdujo el máximo nivel de alerta, el 5, la semana de Navidad, con restricciones que “cancelaron Nochevieja y Año Nuevo”, recordó.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7