Viena.- Europa afronta el mayor riesgo de guerra en tres décadas, advirtió el ministro de Exteriores de Polonia, Zbigniew Rau, al asumir la presidencia de turno de la OSCE, una organización de seguridad que -dijo veladamente- debe servir para rebajar tensiones entre Rusia y Occidente.

“Parece que el riesgo de guerra en la región de la OSCE es más grande ahora que nunca en los últimos 30 años”, advirtió el ministro en su discurso para exponer las prioridades de su presidencia ante el Consejo Permanente de esa organización en Viena.

Rau se refirió, sin mencionarlo expresamente, a la tensión de las últimas semanas por el despliegue de tropas rusas en la frontera con Ucrania, y a las demandas de Moscú de mantener su esfera de influencia sobre países que estuvieron bajo control de la Unión Soviética hasta 1989 y que ahora quieren entrar en la OTAN.

“Recientemente hemos escuchado una demanda de garantías de seguridad relacionadas con una parte importante del área de la OSCE y un renovado discurso sobre áreas de influencia”, dijo el ministro.

Aseguró que este debate requiere un “serio análisis y una reacción apropiada” que debe estar basada en la legislación internacional y en los compromisos adquiridos por los miembros de la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa).

Rau dijo que la Presidencia polaca de la OSCE “no es indiferente” a las objeciones de seguridad planteadas por algunos de sus estados asociados y opinó que esta organización es la “plataforma” adecuada para buscar soluciones diplomáticas.

“Estamos abiertos al diálogo y a presentar propuestas para lograr un acuerdo mutuo para rebajar las tensiones en el área de OSCE”, aseguró el ministro polaco.

Con todo, recordó que con la legislación internacional no se requieren otras garantías para preservar la paz.

Pero es justo la falta de cumplimiento de esos principios lo que hace que los estados busquen garantías de seguridad como, por ejemplo, la pertenencia a alianzas militares, agregó.

Según Rau, los 57 países de la OSCE, que se expande desde Canadá a Rusia, “afrontan hoy una mezcla particularmente grande de desafíos a la paz y la seguridad”, entre los que mencionó diferentes conflictos “congelados”, como los del Alto Karabaj o Transnistria, el riesgo de confrontación militar o el terrorismo.

Esas crisis, sumadas a las violaciones de derechos humanos o a los efectos de la pandemia de la covid-19, provocan que aumente la incertidumbre y el miedo en la sociedad, alertó.

La OSCE es una organización regional de seguridad surgida del diálogo entre los bloques del Este y Oeste en la guerra fría a partir de 1975.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7