Puerto Príncipe.- Varios partidos y organizaciones de la oposición haitiana nombraron este lunes al juez Joseph Mécène Jean Louis “presidente de la transición”, al considerar que este domingo 7 de febrero finalizó el mandato del mandatario Jovenel Moise.

“Acepto la elección de la oposición y de la sociedad civil para poder servir a mi país como presidente interino de la transición de la ruptura. Que Dios se apiade de la nación haitiana”, dijo Jean Louis en un video de un minuto y diez segundos difundido por las redes sociales.

Este nombramiento se produce un día después de que Moise denunciase que otro juez de la Corte de Casación había organizado un complot para dar un golpe de Estado en su contra, e insiste en que su mandato concluye el año próximo.

El ministro de Justicia, Rockefeller Vincent, anunció esta mañana en una radio local que su Gobierno procederá a la detención del presidente designado por la oposición.

Joseph Mécène Jean Louis, de 72 años, es magistrado de carrera y es el juez de más antigüedad de la Corte de Casación, tribunal supremo del país.

Esta mañana se observa un gran dispositivo policial en los alrededores del Tribunal de Casación, aunque las calles de Puerto Príncipe están casi vacías, el transporte público, la administración privada y pública, las escuelas y las universidades están paralizadas como si fuese una jornada de huelga.

Este domingo era el día en el que la oposición consideraba que Moise acababa su mandato de cinco años, pero el presidente, que hace una interpretación diferente de la Constitución, pretende mantenerse en el poder hasta el 7 de febrero de 2022.

La oposición llevaba semanas anunciando sus planes para un periodo de transición tras una eventual renuncia de Moise y había anunciado que un juez de la Corte de Casación dirigiría el país durante la “transición”.

Moise se dirigió a la nación el domingo en un mensaje grabado y difundido por sus redes sociales constatando que no renunciará y llamando a los opositores a dialogar.

Mientras, varios partidos políticos y organizaciones de la oposición condenaron la veintena de “detenciones ilegales” realizadas desde el sábado por las autoridades.

Fueron detenidos, entre otros, el juez de la Corte de Casación Ivickel Dabrésil, y una inspectora general de la Policía, quienes fueron acusados por el Gobierno de organizar un complot para hacer un golpe de Estado.

En el año de gobierno que tiene por delante, según sus cuentas, el presidente haitiano pretende aprobar una nueva Constitución, para lo cual ha llamado a un referéndum en abril, mientras que el calendario electoral fija los comicios presidenciales y legislativos para septiembre.

Para estos planes cuenta con el apoyo de Estados Unidos y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7