Berlín.- La ministra alemana de Educación, Anja Karliczek, ha abogado por el uso de la mascarilla en la escuela ante la próxima reanudación de las clases en varios estados federados del país, cada uno de los cuales ha adoptado sus propias precauciones.

La titular de Educación considera que obligar a llevar mascarilla es “razonable”, ya que en muchos recintos escolares no se podrá imponer, a la práctica, la norma de la distancia física. Para hacerlo, deberían “limitarse” las clases presenciales, lo que no es deseable, explica Karliczek, en el dominical del diario “Die Welt”.

Las clases se reanudarán en Alemania de forma escalonada, de acuerdo a lo usual en ese país y al calendario escolar diferenciado de cada “Land” -estado federado-.

Los primeros en regresar a clase serán los alumnos de Mecklenburgo Antepomerania (noreste del país), este lunes; les seguirán los de Hamburgo (norte), el jueves, mientras que los de Berlín y Bradeburgo (este), Renania del Norte-Westfalia (oeste) y Schleswig-Holstein (norte) lo harán el lunes siguiente, día 10.

El resto de los 16 estados federados reanudan las clases a lo largo de agosto, mientras que en Baviera y Baden Württemberg, en el sur, se reinician el 8 y el 16 de septiembre, respectivamente.

También te podría interesar:   El PRM lamenta la muerte de uno de sus alcaldes por coronavirus

Las autoridades de la capital alemana y ciudad estado, como las bávaras, han impuesto el uso de la mascarilla en los recintos escolares, tanto para las zonas comunes, como el patio y pasillos. En el interior de las aulas, en cambio, se exime de esa obligación tras asegurarse de que los pupitres guardan la distancia necesaria.

En todos los estados federados se aspira a un regreso a las clases presenciales de forma regular. El curso anterior quedó marcado por las restricciones derivadas de la pandemia y solo al final se reanudaron algunas actividades presenciales, por grupos de alumnos y no de forma regular.

En Alemania compete a los poderes regionales implementar las restricciones o alivio de éstas, de acuerdo al nivel de incidencia territorial de la pandemia, entre otros criterios.

Mecklenburgo-Antempomerania es un “Land” esencialmente rural y poco poblado -1,6 millones de habitantes, del total de 83 millones del país-, donde la pandemia ha tenido escasa incidencia.

En total se verificaron desde el inicio de la pandemia 868 contagios, de los 209.653 registrados en el conjunto del país por el Robert Koch Institut (RKI). El número de víctimas mortales de la región es de 20, frente a las 9.148 de toda Alemania.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7