Glasgow (Reino Unido).- El primer ministro británico, Boris Johnson, instó a proteger y “recuperar los bosques” a fin de detener la pérdida de biodiversidad en el planeta, al anunciar en la COP26 el compromiso de más de cien líderes internacionales para revertir la deforestación para 2030.

En la inauguración de un evento dedicado a “Bosques y Tierra” en la cumbre del clima de la ONU en Glasgow (Escocia), el líder conservador subrayó que “el cambio climático y la biodiversidad son dos caras de la misma moneda”, de modo que mientras se combate una, se debe proteger la otra.

Con la protección de esos recursos naturales, los consumidores podrán disfrutar de “un chocolate sin sentimiento de culpa”, afirmó.

En el mismo acto, intervino el presidente de Colombia, Iván Duque, que subrayó el compromiso de su Gobierno de declarar un 30 % del país área protegida para 2022, mucho antes de la meta general de 2030, “porque hay que actuar ahora”.

Duque explicó que Colombia ha aprobado “una ley de antideforestación” y ha convertido la protección de la biodiversidad “en una parte importante de la estrategia nacional”, mientras que solo este año plantará 120 millones de árboles.

El gran anuncio de hoy en la COP26, presidida por el Reino Unido, es la firma por un centenar de líderes mundiales -de países que representan el 85 % de los bosques del planeta- de una declaración en la que se comprometen a “detener y revertir la deforestación y la degradación de la tierra” para 2030.

Esa promesa, suscrita por Colombia, Indonesia, Noruega, Australia, Brasil, China, Costa Rica, la Unión Europea, Ecuador, Honduras, Guatemala, Perú, Rusia, Turquía, Uruguay, Estados Unidos o el Reino Unido, va acompañada de financiación en la presente década para frenar la regresión de las masas forestales.

En concreto, adquirieron la obligación de desembolsar 12.000 millones de dólares de inversión pública (unos 10.340 millones de euros), a la que se suman 7.200 millones de dólares de inversión privada (unos 6.200 millones de euros) para 2030.

Los Estados firmantes, que abarcan desde el norte de Canadá a la República Democrática del Congo, suman una superficie de 33,6 millones de kilómetros cuadrados de bosques, que son “los pulmones del planeta” pero que desaparecen a un ritmo de 27 campos de fútbol por minuto, indicó el Gobierno británico en un comunicado.

Además, los máximos responsables de 30 grandes instituciones financieras, entre las que se cuentan Schroders, Axa, East Capital Group o NEI Investment, también se comprometen “a eliminar la inversión en actividades vinculadas a la deforestación”.

Por otra parte, instituciones financieras y empresas agroalimentarias anunciaron también este martes inversiones por valor de 3.000 millones de dólares (2.600 millones de euros) en programas de ganadería y producción de soja que eviten la deforestación en Suramérica.

Los ocho impulsores de la iniciativa, bautizada como Financiación Innovadora para la Amazonía, Cerrado y Chaco (IFACC, en inglés), son los primeros firmantes de un proyecto cuyo objetivo es llegar a reunir 10.000 millones de dólares (8.600 millones de euros).

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7