Tokio.– Japón decidió este viernes levantar esta misma semana el estado de emergencia en varias zonas del país, antes de lo previsto por la mejoría de la situación de la covid, pero optó por mantenerla en el área de Tokio y sus alrededores.

El Gobierno central nipón sacará el domingo 28 de la alerta sanitaria a las prefecturas de Aichi, Gifu, Osaka, Kyoto, Hyogo y Fukuoka; mientras que en Tokio y las colindantes Chiba, Saitama y Kanagawa está previsto que se levante el próximo 7 de marzo.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, tomó esta decisión tras consultar con el panel de expertos que asesora al Ejecutivo sobre la gestión de la pandemia y que consideran que las mencionadas provincias cumplen con los requisitos para levantar la alerta.

Japón usa un sistema de cuatro niveles sobre la situación interna de la pandemia (siendo el cuarto el peor y en el que se declara la alerta) en función de seis indicadores principales que incluyen el número semanal de contagios por cada 100.000 habitantes y el porcentaje de camas de hospital disponibles para pacientes de covid.

En dichas seis prefecturas, “el número de nuevos positivos sigue disminuyendo y equivale a los correspondientes al nivel 2 y la carga sobre el sistema sanitarios también se ha reducido”, explicó ante el Parlamento el ministro a cargo de la gestión de la pandemia, Yasutoshi Nishimura, poco antes del anuncio de Suga.

“Aunque el número de personas infectadas está disminuyendo en el área metropolitana y las tres prefecturas restantes, el sistema de atención médica aún se encuentra en una situación difícil”, añadió posteriormente el primer ministro, que pidió seguir haciendo esfuerzos para levantar la alerta en esos territorios según lo previsto.

El estado de emergencia en Japón no contempla confinamiento, pero se ha pedido a la población que evite salidas innecesarias, a los restaurantes y bares que adelanten su cierre a las 20.00 horas y a las empresas que fomenten el teletrabajo.

Las autoridades instan también a los organizadores de eventos como conciertos o deportivos que impongan limitaciones de asistencia.

El número de nuevos casos diarios de covid en Japón, que ha contabilizado hasta la fecha más de 430.000 contagios, se ha reducido desde el récord de casi ocho mil registrados a principios de enero, cuando se declaró el nuevo estado de emergencia parcial, a unos mil.

Las muertes atribuidas a la enfermedad vírica, aunque menores, siguen siendo relativamente altas, con 74 el jueves, según los últimos datos gubernamentales disponibles. El país ha contabilizado 7.735 fallecimientos por la enfermedad.

Japón declaró el estado de emergencia en Tokio y sus alrededores el 7 de enero, antes de expandirlo a un total de once prefecturas. La declaración, que iba a durar un mes, se extendió posteriormente hasta el 7 de marzo, salvo en el área de Tochigi.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7