Nueva York.- Varios expresidentes latinoamericanos destacaron hoy la falta de unidad entre los mandatarios de la región y abogaron por mantener la unidad para hacer frente a los problemas que les ha dejado la covid, como el rezago en el acceso a las vacunas, entre otros problemas sociales, económicos o políticos.

“Los presidentes tienen poca comunicación entre ellos, tienen divisiones ideológicas tan profundas que hacen difícil el entendimiento entre nosotros”, indicó el exmandatario chileno Ricardo Lagos en el segundo día del Foro Global América Latina y el Caribe, que se celebra en Nueva York al margen de la asamblea general de la ONU.

Lagos y los expresidentes Ernesto Samper de Colombia o Laura Chinchilla de Costa Rica participaron en el panel Solidaridad y cooperación regional, en el marco de un foro de dos días organizado por la Fundación Global Democracia y Desarrollo que fundó y preside el exmandatario de la República Dominicana Leonel Fernández.

El expresidente chileno sostuvo que los actuales mandatarios deberían ponerse de acuerdo en el tema de las vacunas para acudir como América Latina, una sola voz, ante la Organización Mundial de la Salud.

“Deberíamos ser capaces de tener solidaridad aunque sea en ese tema. Estoy seguro de que nos escucharían un poco más”, sostuvo Lagos, quien opinó que empleos, en particular para las mujeres, que son el grupo más afectado por la pandemia, e inversiones de calidad es lo que se necesita ahora la región para levantarse de la crisis causada por la covid.

Lagos hablo también de esa unidad con respecto a la próxima reunión del G20, organismo del que Brasil, México y Argentina son miembros.

“Me gustaría saber si estos tres países están disponibles para ser voceros de una América Latina que pueda a lo mejor hablar por una sola voz y el G20 está a la vuelta de la esquina. ¿Es mucho pedir que los presidentes conversen entre ellos”, se preguntó.

En su turno sobre la recuperación, Samper dijo que para que eso ocurra habrá que hacer un esfuerzo que podrá drenar entre el 12 % y el 15 % del producto interno bruto de los países, así como reconstruir el tejido social.

Samper criticó que no hubo respuesta del mundo ante el desafío de la covid y también criticó lo que llamó “proteccionismo sanitario”.

Indicó que los países con más poder se dedicaron a solucionar sus propios problemas pandémicos y se establecieron limitaciones en exportaciones, lo que se convirtió en “un aislamiento casi frontal” de vacunas para los países en desarrollo.

“Y en América Latina siendo el 8 % de la población, nos quedamos con el 30 % de los muertos”, destacó para agregar que está de acuerdo con Lagos en que las vacunas sean declaradas un bien universal “pues han ganado la partida las empresas farmacéuticas”.

“Tenemos que buscar formas creativas para desarrollar lazos mínimos de solidaridad” como dijo Lagos, indicó Samper, que también criticó la poca ayuda financiera para la región.

Durante el foro, que concluye hoy, exmandatarios y representantes de organizaciones internacionales han echado una mirada a los problemas que enfrenta América Latina y el Caribe para seguir adelante tras la crisis de salud de la pandemia, siendo la región mas afectada.

El tema político también ha estado presente en el primer día de foro en el que expertos de diferentes países advirtieron sobre la amenaza que a su entender se cierne sobre la democracia en la región de América Latina y el Caribe, donde hay una fuerte tendencia al surgimiento de gobiernos populistas y autocráticos.

Entre ellos Daniel Zovatto, director regional para América y el Caribe del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA Internacional), afirmó que la región vive un momento de cambios políticos profundos, varios de sus países sufren erosión y deterioro democrático y la acechanza del surgimiento de nuevos regímenes autoritarios.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7