Berlín.- El presidente de Polonia, Andrzej Duda, anunció su decisión de vetar la reforma de la ley de medios impulsada por el Gobierno ultraconservador y remitirla de vuelta al Sejm (la cámara baja del Parlamento) para que éste la reconsidere.

La reforma prohibiría que operasen en Polonia medios no pertenecientes a países del Espacio Económico Europeo, y según sus detractores está diseñada a medida para excluir al canal de televisión TVN, de propiedad estadounidense y conocido por ser crítico con el Gobierno.

“Me niego a firmar la reforma y la reenvío de vuelta al Sejm para que sea reconsiderada. La veto,” afirmó Duda durante una alocución a los medios que fue retransmitida en directo.

La reforma, impulsada por el Gobierno encabezado por el Partido de la Ley y la Justicia (PiS) había sido aprobada por el Sejm, pero rechazada en el Senado, donde el Ejecutivo no tiene mayoría, por lo que dependía del presidente que finalmente entrase o no en vigor.

En diciembre, TVN recogió 2,3 millones de firmas para pedir a Duda que vetase la ley y en Varsovia varios miles de personas se manifestaron delante del Palacio presidencial con el mismo fin.

Duda justificó su decisión haciendo referencia, por un lado, a la protección de las relaciones entre Polonia y Estados Unidos, puesto que según afirmó es preciso proteger la libre actividad económica y cumplir los acuerdos, en referencia a un tratado comercial con EEUU de 1991.

El presidente subrayó que TVN ya cuenta con una licencia de emisión, obtenida de forma legal, por lo que retirársela no sería “justo” y dañaría la imagen de Polonia.

Por otro lado, indicó, está la cuestión “del pluralismo mediático y la libertad de expresión”.

Duda explicó que está a favor de limitar el porcentaje de capital extranjero con el que puede contar un medio de comunicación, puesto que esto contribuiría a proteger “los intereses y la seguridad del país”.

No obstante, tal medida debería aplicarse sin carácter retroactivo, señaló, y ser implementada “de manera ordenada”.

“Estamos sencillamente felices,” comentó la decisión Mikolaj Sowinski, abogado de TVN, en declaraciones recogidas por dicho medio, e hizo hincapié en que la reforma sería inconstitucional y violaría acuerdos internacionales.

El Gobierno del primer ministro Mateusz Morawiecki defiende que la ley de medios no está dirigida contra TVN sino que su objetivo es atajar las “amenazas híbridas y de desinformación” que podrían provenir de hipotéticos medios bajo control ruso o chino.

En 2018, TVN fue multado por el Gobierno con 330.000 euros, la sanción económica más alta impuesta contra un medio en Polonia tras la llegada de la democracia, por “promover comportamientos violentos” al emitir imágenes de una manifestación.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7