El Cairo.- Casi todos los países del golfo Pérsico acogen a tropas estadounidenses y, por tanto, podrían ser objeto de un ataque si Irán decide propinar otro golpe a Estados Unidos, pero el mayor peligro es el que amenaza a la economía de una región que por primera vez en mucho tiempo insta en bloque a la desescalada.

El 3 de enero, un ataque de Estados Unidos en Bagdad causó la muerte del comandante iraní Qasem Soleimaní y otro líder militar chií de Irak, una acción a la que Teherán respondió días más tarde con el lanzamiento de misiles contra bases iraquíes en las que están desplegadas tropas estadounidenses.

Todos los Estados árabes del golfo tienen un interés establecido en evitar una costosa guerra entre Irán y Estados Unidos en la región. Están en primera línea, tienen mucho que perder y por eso han estado llamando a la desescalada”, consideró en declaraciones a Efe April Longley Alley, del centro Crisis Group.

También te podría interesar:   Conferencia sobre Libia acuerda alto el fuego y respeto al embargo de armas

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7