París.- El ministro de Educación de Francia, Jean-Michel Blanquer, explicó que para los escolares que hayan tenido contacto con un colega positivo y quieran regresar a las aulas de primaria (entre 5 y 11 años) pedirá “dos o tres test”, en vez de uno como actualmente.

Blanquer detalló esta y otras medidas comunicadas el lunes en Consejo de Ministros Extraordinario para contrarrestar la quinta oleada de covid, en las que, no obstante, se excluyen decisiones drásticas como el cierre temporal de la escuela con el prolongamiento de las vacaciones navideñas más allá del 3 de enero de 2022.

“Es una doctrina francesa, seguida por otros países, mantener las escuelas abiertas, porque no es algo banal, es importante”, indicó el ministro en una entrevista en France Inter, a pesar de las alertas de especialistas acerca de la explosión de casos de los pequeños, que se han multiplicado por 12 en un mes, y un agravamiento de sus hospitalizaciones.

En cualquier caso, Blanquer revisará el protocolo sanitario a partir del 3 de enero en las escuelas. Después de haberlo relajado brevemente (durante meses un solo alumno contaminado llevaba al cierre semanal del aula automáticamente), volverá a endurecerlo exigiendo dos pruebas covid negativas para que un caso contacto vuelva.

“Actualmente basta con un solo test y vamos en la dirección de pedir dos o tres (negativos) en un intervalo de varios días aún a determinar”, refirió Blanquer.

Asimismo, el titular de la cartera de Educación anunció un refuerzo de los test en las escuelas y explicó que se han reservado 20 millones de euros para que los entes locales instalen captadores de CO2 en las clases con la meta de purificar el aire.

Otro de los asuntos que preocupa es el esperado aumento de las bajas laborales entre el personal educativo por la virulencia de la quinta oleada, con una incidencia semanal de más de 750 casos por cada 100.000 habitantes.

“Pondremos todos los medios a nuestro alcance, contando con los jóvenes interinos y un regreso de los profesores jubilados más jóvenes”, aseveró.

Si un cierre de la escuela ha sido descartado por el Gobierno de Emmanuel Macron, como también un toque de queda, otras medidas, menos drásticas, sí que se adoptarán en caso de que el proyecto de ley se apruebe, como se prevé, en las primeras semanas de enero en la Asamblea francesa.

Se impondrá el teletrabajo al menos 3 días a la semana en los sectores que sea posible, se adelantará la dosis de recordatorio de la vacuna de cinco a tres meses y reintroducirán limitaciones de aforo en el ocio en general, de 5.000 personas en recintos exteriores (como estadios de fútbol) y de 2.000 en interiores.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7