Washington.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reimpondrá las restricciones a los viajes desde países europeos de la zona Schengen, Irlanda y Brasil, y añadirá Sudáfrica a la lista, para evitar la expansión de la covid-19.

“El presidente ha decidido mantener las restricciones que estaban anteriormente para el área europea Schengen, el Reino Unido, la República de Irlanda y Brasil”, anunció la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien subrayó que Biden firmará hoy una proclamación presidencial en ese sentido.

Antes de abandonar la Casa Blanca, el 20 de enero, el expresidente Donald Trump ordenó el levantamiento a partir de este martes de las restricciones a los viajes a Estados Unidos desde otros países, como los de la zona Schengen y Brasil.

“Con la pandemia empeorando y con variantes más contagiosas esparciéndose, no es momento para levantar restricciones sobre los viajes internacionales; y a la luz de la variante contagiosa, B1351, Sudáfrica ha sido añadida a la lista”, dijo Psaki.

“Adicionalmente -agregó-, a partir de este martes los viajeros internacionales a EE.UU. deberían proporcionar una prueba de un test negativo (de COVID-19) en los tres días previos a su salida de viaje a través de aerolíneas”.

Preguntada más tarde, la portavoz de la Casa Blanca precisó que se exigirá un test negativo a todos los pasajeros de avión que se dirijan a EE.UU., incluidos los estadounidenses, que provengan del extranjero.

En marzo del año pasado entró en vigor la prohibición de entrar a EE.UU. desde países de la zona Schengen decretada por Trump, a causa del coronavirus y, después de sus primeros 30 días de aplicación, fue extendida de forma indefinida; una restricción similar comenzó a implementarse a Brasil en mayo.

De la medida están exentos los ciudadanos estadounidenses que viajen desde esos destinos a su país, así como aquellos extranjeros que tengan el permiso de residencia permanente en EE.UU.

También hay otras excepciones como los cónyuges de ciudadanos y residentes permanentes, así como los padres y hermanos de estadounidenses y residentes permanentes menores de 21 años y que no estén casados.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia, con más de 25 millones de casos y más de 419.000 fallecidos, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7