Puerto Príncipe.- Estados Unidos ha dado diversos toques de atención al presidente de Haití, Jovenel Moise, el último de ellos este viernes, cuestionando algunas de sus decisiones, a pesar de ser uno de sus principales valedores internacionales en el contexto de la crisis política y violencia que vive el país.

REPROCHES POR ABUSAR DE DECRETOS

Han sido varios los mensajes que se han publicado esta semana en la cuenta de Twitter de la embajada de Estados Unidos en Haití cuestionando al mandatario.

“Estados Unidos apoya a Haití en sus esfuerzos por combatir el secuestro y la violencia de las pandillas; sin embargo, los decretos actualizados para las Agencias Nacionales de Inteligencia y Seguridad Pública siguen siendo incompatibles con los principios fundamentales de la democracia, el estado de derecho o los derechos civiles y políticos”, reza el texto de este viernes.

Esas líneas acompañan a la imagen de un decreto emitido el 6 de enero pasado por el presidente Moise que revisa otra disposición de noviembre de 2020 sobre el refuerzo de la seguridad pública en cuanto a la creación, organización y funcionamiento de la Agencia Nacional de Inteligencia.

Queda clara la discrepancia de Estados Unidos con ciertas decisiones del presidente haitiano, que gobierna por decreto desde el aplazamiento de las elecciones legislativas de 2019, impidiendo la renovación del Parlamento.

El miércoles 24, Estados Unidos ya expresó su preocupación “por la creación de nuevas instituciones estatales, incluida la Agencia Nacional de Inteligencia, que podría plantear riesgos adicionales para los derechos fundamentales y la responsabilidad”.

La víspera, el martes 23, colgaba otro mensaje pronunciándose en el mismo sentido y advirtiendo que “el Gobierno haitiano debe poner fin al actual período de Gobierno por decreto”.

“Solo a través de un Gobierno estable, democrático y plenamente representativo se pueden abordar de manera significativa cuestiones como la violencia, la corrupción y las violaciones de los derechos civiles y humanos”, agrega el texto.

EL PULSO CON EL PODER JUDICIAL

El pulso que mantiene Moise con los jueces del país también ha sido objeto de comentario, coincidiendo con una huelga indefinida convocada por el colectivo en su enfrentamiento con el presidente.

Un paro en respuesta a la decisión del mandatario, en aparente violación de la Constitución, de suspender de manera forzosa a tres jueces de la Corte de Casación, máxima instancia judicial del país, a quienes el Gobierno acusa de planear un golpe de Estado y entre quienes figura Joseph Mécène Jean Louis, declarado “presidente interino” de Haití por la oposición.

“Estados Unidos reafirma su apoyo a un poder judicial independiente, sin injerencias del ejecutivo. Una democracia efectiva debe tener un poder judicial independiente, un Parlamento que funcione y un ejecutivo que proteja los derechos de todos”, publicó la embajada el 19 de febrero.

APOYOS Y DETRACTORES DE MOISE

Estados Unidos es uno de los principales apoyos de Jovenel Moise en la crisis política que sacude al país y, al igual que la Organización de Estados Americanos (OEA), respalda la legitimidad de su continuidad en el poder hasta febrero de 2022.

También avala el plan de Moise de organizar las elecciones legislativas aplazadas desde 2019 y las presidenciales, en las que no podrá ser candidato, proceso electoral que estará precedido de un referéndum para aprobar una nueva Constitución.

Sin embargo, la oposición se opone a esos planes y exige al mandatario abandonar el poder de forma inmediata para dar paso a una “transición”, por considerar que su periodo legítimo en el poder expiró el 7 de febrero, jornada en la Moise denunció haber sido objeto del intento de golpe de Estado.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7