La Haya.- Al menos 21 personas fueron detenidas la pasada noche en diferentes ciudades de Países Bajos por provocar disturbios, atacar a la policía y destrozar mobiliario público, en la ya cuarta jornada de violencia y vandalismo, incendios provocados y detonación de fuegos artificiales.

Varios municipios del país declararon anoche ordenes de emergencia municipales, desplegando efectivos de la policía y cerrando zonas de las ciudades con mayor riesgo de disturbios, previendo esta posibilidad por los llamamientos detectados en redes sociales.

La Policía de la provincia de Overijssel anunció hoy el arresto de 13 personas en Zwolle por “diversos delitos”, incluida la posesión de fuegos artificiales, tras un despliegue policial destinado a proporcionar “vigilancia adicional” en el centro de la ciudad y sus alrededores durante la noche.

El municipio había anunciado anoche una orden de emergencia “debido a posibles disturbios”, lo que también permitió a la policía registrar a la gente que estaba en la zona afectada por esa orden.

Según el medio local RTV Oost, unas cuarenta personas se congregaron finalmente en el centro de Zwolle para manifestarse, pero la policía los expulsó.

Otras ocho personas fueron arrestadas en Roosendaal, en la provincia de Brabante, por prender fuego en una parada de autobús y en un parque infantil, según el municipio.

En Apeldoorn, decenas de jóvenes se dieron cita con el objetivo de provocar disturbios y destruyeron una rotonda, prendieron fuego a varios arbustos, destrozaron señales de tráfico y una parada de autobús, y arrojaron pirotecnia a los agentes, pero no está todavía claro si se han realizado arrestos.

El pasado viernes, una protesta no autorizada en Róterdam contra las restricciones y los planes de introducir el sistema 2G (que excluye a las personas no vacunadas del pase covid aunque den negativo en un test) desembocó en disturbios y choques entre grupos amotinados y la policía, lo que incluso llevó a los agentes a realizar disparos de advertencia.

Unas cuatro personas resultaron heridas de bala esa noche, aunque la policía subraya en todo momento que se está investigando si esas heridas fueron por disparos de sus agentes.

Desde entonces, grupos en ciudades de todo el país han estado imitando la violencia registrada en Róterdam y cada noche se han dado cita en diferentes municipios con la intención de provocar vandalismo y atacar a la policía.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7