Toronto (Canadá).- Canadá aconsejó a sus ciudadanos que eviten todos los viajes al extranjero considerados no esenciales ante el rápido crecimiento del número de casos de la variante ómicron del coronavirus tanto en el país norteamericano como en el resto del mundo.

El ministro de Sanidad de Canadá, Jean-Yves Duclos, anunció la decisión durante una rueda de prensa celebrada en Ottawa y reconoció que la medida es “drástica”, pero también necesaria para evitar el posible colapso de los hospitales canadienses.

“El rápido crecimiento de la variante ómicron a una escala global nos hace temer lo peor”, explicó.

Duclos se dirigió a los canadienses que están planeando desplazarse al extranjero durante las vacaciones navideñas y dijo que “ahora no es el momento de viajar”.

Ante la pregunta de si Canadá volverá a prohibir la entrada al país de extranjeros, como sucedió el año pasado durante los peores meses de la pandemia, Duclos aseguró que el Gobierno canadiense “seguirá vigilando la situación” y que adoptará “las mejores acciones” en cada momento.

También hoy, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que los canadienses tendrán que considerar cuidadosamente las decisiones a tomar durante las Navidades.

La decisión de las autoridades canadienses se produce cuando el número de casos de coronavirus en Canadá ha aumentado un 33 % en los pasados siete días.

Aunque el número de hospitalizaciones solo ha crecido un 3 % en el mismo periodo, los expertos señalan que la gran cantidad de infecciones que la variante ómicron parece ser capaz de generar, incluso entre personas vacunadas con la pauta completa, puede suponer el colapso de los hospitales en las próximas semanas si no se toman medidas.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7