Ciudad de México.- Autoridades de migración de México y Estados Unidos junto con responsables estatales y municipales del estado de Coahuila, norte del país, se reunieron este jueves para coordinar acciones de control migratorio.

En un comunicado, el Instituto Nacional de Migración (INM), dependiente de la Secretaría de Gobernación (Interior), indicó que su titular, Francisco Garduño, encabezó el encuentro.

“El titular del INM solicitó el apoyo de las instancias gubernamentales para avanzar en la resolución de los procedimientos administrativos que siguen las personas migrantes que han solicitado asilo o refugio y que implicaría su traslado a las entidades de Chiapas y Tabasco o, de ser el caso, su retorno asistido al país de origen”, señaló la nota.

Además, se apuntó que agentes federales de migración ofrecen a las personas extranjeras que se encuentran en campamentos ubicados en Ciudad Acuña, Coahuila, espacios dignos y con servicios para su alojamiento, mientras se determina su condición migratoria.

El INM señaló que através del Puente Internacional Puerta de México Ciudad Acuña, el comisionado “cruzó a territorio estadounidense donde recorrió, junto con mandos de la Patrulla Fronteriza el perímetro donde están ubicadas las personas migrantes”, muchos de ellos en núcleo familiar, provenientes de diferentes nacionalidades, sobre todo de Haití.

Además, recorrió -en un aerobote- el cauce del río Bravo, para conocer las condiciones migratorias a lo largo de dicho lindero fronterizo.

Ante medios que cubre la crisis migratoria en la frontera de México-Estados Unidos, Garduño informó que en del lado estadounidense están alrededor de 3.300 personas extranjeras, y en en ellado mexicano aproximadamente 600 migrantes a quienes se les otorgarán todas las facilidades para continuar con los trámites iniciados ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

En tanto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó este martes que emitió medidas cautelares a 10 autoridades de gobierno para proteger los derechos e integridad de las personas migrantes varadas en Ciudad Acuña, Coahuila.

Además de que personal de la CNDH mantiene presencia permanente en dicho lugar para otorgar orientación jurídica y atender quejas por presuntas violaciones a derechos humanos.

El sur de México registra en los últimos meses un flujo migratorio histórico con 147.000 indocumentados detectados en México de enero a agosto, el triple de 2020, y un récord de 212.000 indocumentados detenidos solo en julio por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) de Estados Unidos.

Hace una semanas, desde Tapachula, municipio del suroriental estado de Chiapas, salieron cuatro caravanas de migrantes -muchos de ellos haitianos- hace unas semanas, pero todas fueron desarticuladas en duros operativos de las fuerzas de seguridad.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7