San Juan.- El líder del Partido Laborista de Jamaica (JLP), Andrew Holness, inicia su nueva andadura como primer ministro de la isla caribeña, después de la aplastante victoria sobre el opositor Partido Nacional del Pueblo (PNP) en las elecciones celebradas la pasada semana.

Holness juró el cargo el lunes y a partir de este martes comenzará a implementar parte del programa que le dio la victoria, al conseguir 48 de los 63 escaños en juego de la Asamblea legislativa en las elecciones número 18 de la isla desde que se implantó el sufragio universal en 1944.

La ceremonia de juramento se restringió a 32 personas en King’s House, la residencia oficial del gobernador general de Jamaica en la capital, Kingston, debido a la COVID-19.

Holness dijo en su discurso que su administración tiene como objetivo la creación de 150.000 puestos de trabajo, abordará los problemas crónicos de la falta de agua potable, potenciará el desarrollo de las infraestructuras y tomará medidas para acabar con la corrupción.

Holness se desempeñaba como primer ministro desde 2016 después de llevar al JLP a la victoria sobre el PNP, dirigido entonces por Portia Simpson Miller.

En esa ocasión, el JLP ganó 32 escaños contra 31 para el PNP en las elecciones generales más cerradas de la historia de Jamaica.

Durante su discurso señaló además que Jamaica se recuperará más fuerte y mejor de la pandemia del COVID-19.

El primer ministro dijo que se tomarán medidas para fortalecer aún más las agencias anticorrupción.

Sostuvo que una vez que se haya restablecido la confianza entre la población en que los recursos no se malgastarán se creará un espíritu de apoyo público al gobierno y al estado que hará que cualquier plan de desarrollo sea un éxito.

Dijo que el gobierno era consciente de que una gran cantidad de jamaiquinos no están satisfechos con la integridad, dignidad y eficiencia de su Estado y gobiernos.

El primer ministro también expresó su preocupación por el récord de baja participación electoral en las elecciones, que se situó en solo el 37 por ciento.

Aunque reconoció que la pandemia de COVID-19 habría mantenido a algunas personas alejadas de las urnas, Holness dijo que la baja participación es una tendencia en las últimas tres elecciones.

Sólo el 47,7 por ciento de los votantes elegibles emitieron su voto en 2016, mientras que el 53,17 por ciento lo hizo en 2011.

Afirmando que ya ha regresado al trabajo, Holness dijo que no habrá un período de “luna de miel” para su Gobierno y que hay que comenzar a trabajar ya.

“Cada miembro del gobierno debe ser un agente activo para la recuperación más fuerte de nuestra economía y sociedad. Cada miembro del gobierno debe entender que este mandato no se trata de ellos, se trata de la gente”, concluyó.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7