Berlín.– El Gobierno alemán aseguró este miércoles que cuenta con recibir, a partir de abril, cinco millones de dosis a la semana de las vacunas contra la covid y llegar a los 10 millones semanales para junio.

El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, explicó en una rueda de prensa ordinaria que “en abril ganará claramente velocidad” la campaña de vacunación, tras las críticas en el país por la escasez de dosis y el lento avance de los inmunizados.

Seibert afirmó que Alemania ha recibido finalmente en el primer trimestre de este año las dosis previstas, incluso más de las acordadas inicialmente, y que no está en disposición de rechazar ninguna partida extra.

A este respecto, el ministro de Sanidad, Jens Spahn, confió este miércoles en que la incorporación de los consultorios médicos a la campaña de vacunación logre acelerar el ritmo, aunque descartó que se logre vacunar a 25 millones de personas ya en abril, como baraja el gremio de médicos.

“Tengo una gran confianza en los médicos de las consultas y estoy seguro de que vacunarán a sus pacientes de acuerdo a las prioridades establecidas por vulnerabilidad o edad”, afirmó Spahn en declaraciones a la televisión pública “ZDF”.

La campaña de vacunación discurre en Alemania a un ritmo similar a la media de la Unión Europea (UE), pero mucho más despacio que en países como Estados Unidos, Reino Unido o Israel.

Hasta ahora ha recibido la primera dosis un 6,7 % de la población y apenas un 3,1 % la segunda. En total, se han inyectado unos 8,16 millones de dosis, según el Instituto Robert Koch (RKI) de virología.

El objetivo declarado de la canciller, Angela Merkel, es que todo adulto reciba, para finales de septiembre, la invitación para solicitar cita para vacunarse.

El arranque de la campaña fue decepcionante, ya que discurrió a un ritmo mucho más lento de lo previsto, tanto por problemas de suministro como por cuestiones organizativas y logísticas.

Hasta ahora, se ha desarrollado principalmente por la vía de equipos móviles desplazados a residencias de ancianos, geriáticos y hospitales, así como en grandes centros de vacunación habilitados para este fin, algunos de los cuales han iniciado su tarea mucho más tarde y lentamente de lo previsto.

Seibert subrayó que con un “enorme esfuerzo” Alemania ha logrado en los últimos meses bajar claramente las cifras de la pandemia. La incidencia acumulada a siete días se sitúa actualmente a nivel nacional en los 65 casos por cada 100.000 habitantes, indicó.

Agregó que la incidencia está en el tercio inferior de la Unión Europea, que los casos entre personas mayores han caído de forma significativa y que el número de ingresados por covid en ucis “sigue bajando”.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7