Nairobi.- África superó hoy el umbral de los cuatro millones de contagios de covid-19, mientras trata de impulsar la llegada de vacunas y las campañas nacionales de inoculación, aunque el continente sigue muy por detrás de otras regiones del mundo.

Desde que se confirmó el primer contagio continental el 14 de febrero de 2020 en Egipto, los 55 países miembros de la Unión Africana (UA) han registrado 4.005.204 casos, el 3,4 % del total mundial, informaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África (África CDC).

De esas infecciones, 107.001 desembocaron en muertes (el 4 % del total mundial) y 3.589.067 corresponden a pacientes dados de alta, según los datos recabados por este organismo de la UA hasta las 09:00 hora local (06:00 GMT) de este viernes.

El 66 % de los contagios se concentra en cinco países: Sudáfrica (38 %), que continúa siendo el epicentro de la pandemia en África; Marruecos (12 %), Túnez (6 %), Egipto (5 %) y Etiopía (4 %).

Hasta el 1 de marzo, África ha efectuado algo más de 37 millones de test, una cifra muy baja para una población continental de unos 1.300 millones de habitantes y que mantiene la duda sobre la verdadera magnitud de la pandemia en el continente.

Aunque el punto máximo de la segunda ola de la enfermedad pasó en numerosos países, estabilizándose durante las últimas tres semanas en unos 70.000 contagios semanales, en los últimos siete días se ha producido un ligero repunte de casos nuevos y una tendencia al alza en doce países, incluidos Costa de Marfil, Etiopía y Camerún.

Con todo, países como Kenia, novena nación africana más golpeada por el coronavirus, han advertido de que ya soportan una tercera ola. “Estamos a punto de comenzar otro período difícil”, avisó este miércoles el ministro keniano de Sanidad, Mutahi Kagwe.

Si bien las muertes notificadas en África cayeron más del 50 % en los últimos 28 días en comparación con el mismo periodo anterior, la tasa de mortalidad se situó en el 3,6 % durante las últimas cuatro semanas, un porcentaje más alto que el promedio mundial, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La región rebasó los cuatro millones de casos de covid-19 mientras intenta potenciar la distribución de vacunas contra el coronavirus, así como las campañas de inmunización.

“Veintidós países han recibido vacunas de COVAX”, afirmó el director de África CDC, John Nkengasong, en una rueda de prensa virtual este jueves, pero admitió el “desafío global de acceder a la vacuna” y expresó su esperanza de que prevalezca la “solidaridad”.

El programa COVAX está impulsado por la OMS y la Alianza para las Vacunas (GAVI), entre otros, y busca garantizar el acceso global y equitativo a las dosis desarrolladas contra el virus.

CADA ENTREGA DE VACUNAS EN ÁFRICA, UN PASO HACIA LA EQUIDAD

El continente espera recibir unos 600 millones de dosis a través de ese mecanismo, si bien las entregas, hasta la fecha, han sufrido retrasos por falta de abastecimiento.

“Cada nueva entrega de vacunas en África supone un paso más hacia la equidad”, celebró la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, en un comunicado.

Pese a esos avances, sólo una veintena de países han empezado campañas nacionales de vacunación, bien a través de las adquisiciones de COVAX, bien mediante suministros acordados de manera bilateral con empresas farmacéuticas.

Más de 518.000 dosis de COVAX se han administrado en territorio africano, “pero las dosis seguirán siendo limitadas y es fundamental que los trabajadores sanitarios de primera línea y otros grupos prioritarios estén al principio de la fila”, dijo Moeti.

Hasta la fecha, “más de 330 millones de personas en todo el mundo han recibido las primeras dosis de las vacunas y 75 millones han sido completamente vacunados, y casi ninguno de ellos lo ha sido en África”, declaró hoy a Efe el director de la Unidad Médica de Médicos Sin Fronteras (MSF) en el sur de África, Tom Ellman.

“Es más, muchos países desarrollados han pedido dos o tres veces más vacunas de las que en realidad requieren sus poblaciones, y algunos incluso están listos para recibir vacunas de COVAX, de las que dependen exclusivamente muchos países en desarrollo”, agregó Ellman, que abogó por una “asignación y distribución equitativas”.

CDC África aspira a vacunar al 60 % de la población africana a fin de lograr la llamada “inmunidad de rebaño”, una fase en la que las suficientes personas están protegidas para dificultar la propagación del virus.

Sin embargo, Nkengasong admitió este jueves que esa meta no se encuentra al alcance hasta “finales de 2022”.

A juicio del virólogo camerunés, África debería potenciar su capacidad de fabricar vacunas contra la covid-19 y algunos países cuentan con medios para conseguir ese fin, como “Sudáfrica, Egipto, Túnez, Marruecos y Nigeria”.

“Todas las opciones están sobre la mesa” para acelerar la disponibilidad de las vacunas en el continente. “Sigamos siendo optimistas”, añadió Nkengasong.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7